enero 29, 2023

FUTBOLVERDADERO

el futbol del patio de colegio

#OPINION: LEZAMA, EL AMOR POR LA FORMACIÓN

3 minutos de lectura
Tiempo de lectura: 3 minutos

De José Angel Iribar a Ainhoa Tirapu, la filosofía de un club vinculado a grandes gestas, conlleva más trabajo del que se ve sobre el terreno de juego.

Ainhoa y el mítico Iribar

Una de las instalaciones deportivas, de los centros de formación futbolística, que todo apasionado o apasionada de este deporte debe visitar y estudiar, es Lezama.

Su apuesta por la transmisión de valores, orgullo de pertenencia, política de cantera y respeto por el deporte, hace que el Athletic Club se diferencie notablemente de cualquier otro club deportivo, con una filosofía y modelo de juego propios.

Partido en las instalaciones de Lezama

Lo primero que nos puede llamar la atención de este club, es la cuidada atención al mínimo detalle que hace poner a la formación de la cantera en lo más alto de sus prioridades y la base sobre la que se fundamenta y se construye el club.

 Otro aspecto que destaca es la máxima del origen de nacimiento de los jugadores y jugadoras. Es cierto que esta característica crea cierta controversia, pero el sentimiento de pertenencia e identidad que genera es indiscutible.

Niños jugando en uno de los campos de Lezama

 Ho hay club en el mundo, que logre alcanzar estos pilares y fundamentos sobre los mismos, aunque si tenemos que entrar en alguno, probablemente la filosofía de cantera del Ajax, se le acerque.

La Catedral del fútbol, nombre con el que se conoce a San Mamés, estadio del Club, ha sido testigo y escenario de grandes enfrentamientos, historia antigua, así como contemporánea del fútbol.

San Mamés Berria

 Fue en este estadio, donde se escribió la primera asistencia histórica a un partido de fútbol practicado por mujeres. Se impusieron 5 a 1 al Puebla ante 23.000 espectadores y espectadoras.

Otra tradición característica de este club es la ofrenda floral al busto de Pichichi, jugador histórico del club. Murió con 29 años y para homenajearlo, el club erigió su busto y lo ubicó en un lugar donde todo el que pasara, lo viera.

Rafael Moreno «Pichichi»

 Después de unas obras, pasó a la tribuna y allí, el MTK de Budapest, sin saberlo, instauró una tradición con el simple hecho de depositar ante dicho busto un ramo de flores.

Busto de Pichichi en el antiguo San Mamés

Estos pequeños detalles, que pueden no tener especial relevancia en el rendimiento deportivo, son características clave y diferenciadoras que hacen de este club, un club único en el mundo.

Todos los clubes de la base deberían fundamentar sus cimientos y su filosofía inspirados en la acción, evolución y desarrollo del Athletic, club que, gracias a su cantera, ha logrado ser pionero y referente en el fútbol mundial, tanto en su sección masculina como en la femenina.

Artículo escrito por : Tamara Blasco.

Comparte!

Deja un comentario

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.