#OPINION: LAS CAPTACIONES DE JUGADORES

coach and his players
0 0
Tiempo de lectura: 4 minutos
Read Time:3 Minute, 49 Second

Una vez acabada la temporada, comienzan las famosas captaciones de jugadores. Todo un vaivén de jugadores que pasan a una categoría superior, por edad o por nivel. Es en estos momentos cuando los entrenadores de fútbol base más dudas e incertidumbres atesoran. Las malas elecciones acabarán en malos resultados y en todo deporte, los resultados pesan. 

Los clubes grandes lo tienen fácil, tan solo buscan jugadores de nivel para sus plantillas y descartan a aquellos jugadores y jugadoras que no dan la talla. Para ellos prima la competición, aunque tampoco está exenta de formación, pues nada te enseña más, que los partidos contra grandes rivales.

El dilema viene para esos clubes pequeños o medianos que se encuentran con el dilema de apostar por aquellos jugadores que no resaltan lo suficiente o simplemente tienen un nivel bajo; creando así equipos en categorías de bajo nivel.

 No podemos obviar el hecho de que muchos clubes acaparan jugadores de cualquier nivel, por una cuestión económica y, ya que los entrenadores y coordinadores de turno, organicen las plantillas y lidien con los sinsabores propios de la falta de resultados positivos. No podemos olvidar que disponer de equipos en categorías altas da prestigio al club y por ende resulta en una mayor capacidad para captar jugadores. 

Todos hemos oído la frase: lo importante es que se diviertan; el resultado da igual. Esta más que manida afirmación suele ir en pareja con un equipo que acapara sobre sí un número importante de derrotas. Tan bien es cierto, que el padre de algún jugador que pueda destacar sobre el resto, lo comentará pensando en su interior que la temporada próxima buscará otro club más grande para su hijo o su hija.

También es bien cierto, que podrá optar por echar la culpa al entrenador, por el simple hecho, de que su hijo no juega los minutos que debería o lo hace en una posición equivocada; en este país hay entrenadores por doquier y todos saben más que el profesional que dirige a sus hijos. 

Todos reclaman que deben de jugar todos los niños o niñas que componen la plantilla, pero si mi hijo juega más, pues mejor. Sí, por el contrario, no juega lo que nos gustaría, pues nos quejamos porque pagamos al igual que el resto.

  No hay que olvidar que otra de las variantes, es la queja de los cambios. El entrenador se ha equivocado con este cambio o siempre hace los mismos o por qué no se da cuenta de que ese jugador no lo puede cambiar por aquel otro; una retahíla de afirmaciones que no suman, muy por el contrario, solo restan y restan. Que tiene mi hijo de feo, que yo no se lo veo. 

Si se forma una buena plantilla y los resultados acompañan, el entrenador será el rey del mambo y el club habrá hecho un buen trabajo, pero a ver si con un poco de suerte a mi hijo o hija lo ve alguien de un club más grande y a la próxima temporada puede jugar en otra categoría superior. 

Otras veces las plantillas se saturan de jugadores por aquello de que es difícil decir que no a recibir dinero. También existe el hecho de que cuando un jugador destaca en un equipo de categoría inferior, será reclamado ineludiblemente para jugar con el equipo inmediatamente superior, saliendo en ocasiones bien y en otras no tan bien. A veces es desvestir un santo, para vestir otro, pero quién se puede quejar cuando pasas a jugar en una categoría superior con jugadores de más nivel. 

En todas estas cosas la figura de los padres tendrá una influencia en uno u en otro sentido, que tan solo el tiempo y los resultados dirán. Lo cierto y verdad, es que muchas de estas particularidades anteriormente citadas, tendrán su origen en las tan famosas captaciones. 

Por último, deberíamos tener en cuenta que el fútbol base, es una etapa de formación del jugador, donde aprenderá todo lo necesario, para si es posible, pueda llegar a ser un jugador profesional en un futuro, pero como digo, esta es una etapa formativa, no solo deportiva, sino en valores. 

Tengamos esto presente a la hora de seleccionar este u otro jugador y tratemos por todos los medios, de que esté en un equipo acorde a su nivel, donde pueda sentirse importante y aprender todo posible. Aunque recordemos, que el futbol es un juego y todo depende de que la pelotita entre en la red.

playful kids on a football field

Artículo escrito por Miguel Ángel

Twitter: @arcangel11188

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
100 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Descubre más desde FUTBOLVERDADERO

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario