#OPINION: EL SEGUNDO ENTRENADOR EN FÚTBOL BASE

0 0
Tiempo de lectura: 4 minutos
Read Time:3 Minute, 34 Second

EL SEGUNDO ENTRENADOR EN FÚTBOL BASE NO ES UN “RECOGE CONOS”.

PERFIL Y FUNCIONES DE ESTE MIEMBRO DEL CUERPO TÉCNICO.

Todo entrenador/a empieza formando parte de un cuerpo técnico antes de ser el líder de un vestuario. Seguramente, la persona que esté leyendo este artículo, ha vivido esta situación.

Actualmente, con equipos de Fútbol 8 con unos 15 niños o plantillas de Fútbol 11 con unos 22 jugadores, es casi imposible que una sola persona pueda hacerse cargo de todo. Por eso, hoy en día es más habitual ver la figura del segundo entrenador prácticamente en todas las categorías de fútbol base. Lo que ya es menos habitual es ver si se le saca el máximo rendimiento a esta figura.

Hace años, lo más habitual era que la figura de segundo entrenador o alguien que ayudase al entrenador fuese un padre de algún jugador del equipo. Por suerte, y para mí un acierto, cada vez son más los padres que están en las gradas y no en los banquillos. Hoy en día, lo más habitual por parte de los clubs es que esta figura de segundo entrenador la ocupe algún jugador adolescente del juvenil o algún jugador del primer equipo. En mi opinión, para el fútbol base es la opción más correcta.

Para crear un sentimiento de pertenencia a un club, no hay nada más ilusionante que con 16-17 años te propongan ser segundo entrenador de un benjamín, por ejemplo. Tener la oportunidad de aprender a entrenar y encima ganar algo de dinero para tus caprichos.

Si la apuesta le sale bien al club, este adolescente tendrá la motivación de seguir mejorando y formarse estudiando el curso de entrenador, por lo que, en un par de años, puedes tener formado a un buen entrenador, conocedor del club y de muchos jugadores de las diferentes categorías. En muchas ocasiones, esto llega a suceder, pero en muchas otras no.

El joven acepta el cargo de estar de segundo entrenador y no se siente realizado. Es un error muy común de los entrenadores de fútbol base el querer acaparar todas las tareas y tener a estos chicos solamente para llevar el agua o quitar los conos tras finalizar una tarea. Por lo tanto, una de estas consecuencias es que el chaval no termine la temporada o la siguiente temporada no quiera seguir de segundo entrenador.

En mi opinión, el buen entrenador debe saber delegar funciones. Una persona no es capaz de realizar tantas cosas a la vez a la perfección. Los pasos a seguir con un segundo entrenador son los siguientes:

  • Explicarle la metodología a seguir, los objetivos del equipo y sus  objetivos personales. Por ejemplo, terminar la temporada siendo capaz de montar, explicar y llevar a cabo una tarea del entrenamiento.
  • Fase de observación y adaptación. Estará unas semanas viendo y aprendiendo como trabaja el primer entrenador para después ser el capaz de aportar su trabajo.
  • Fase de responsabilidades y espacio en el entrenamiento. El segundo entrenador ya sabe cómo se trabaja durante el entrenamiento y los partidos y se le asignan tareas fáciles: realizar un calentamiento, realizar un juego post calentamiento, anotar los minutos que juega cada jugador en un partido, etc.
  • Fase motivacional y correctora: darle la enhorabuena por lo que realiza bien y corregirle aquello que pueda mejorar, para poder darle mayores responsabilidades.
  • Fase final: ser capaz de realizar la tarea principal del entrenamiento y aportar tareas importantes en los partidos, como el ABP u otros aspectos tácticos. Esta fase es difícil de conseguir si la persona es joven, ya que conlleva un alto grado de responsabilidad y hay que tener mucha personalidad para aceptar estas tareas tan importantes.
field grass sport ground

Los errores más comunes son: tratar a la persona como utillero o recoge conos, no pagarle nada por el trabajo que realiza, darle solo una o dos tareas en toda la temporada, no darle la ropa deportiva para que vaya conjuntado con el equipo o reñirle delante de los jugadores cuando comete un fallo.

Para finalizar, mi consejo a los clubs es enseñar a un jugador joven a entrenar y darle sentimiento de pertenencia de club y conseguir que el primer entrenador le dé funciones, lo ayude y lo haga sentirse valorado. No busques entrenadores o segundos entrenadores, fórmalos tú.

Happy
Happy
100 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Descubre más desde FUTBOLVERDADERO

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario