enero 29, 2023

FUTBOLVERDADERO

el futbol del patio de colegio

#OPINION: El formador que quiere ser entrenador, sus pretensiones y el contexto

3 minutos de lectura
Tiempo de lectura: 3 minutos

Para definir la labor de un formador, es importante definir primero qué es formar, que desde mi perspectiva tiene un sentido más amplio que enseñar. Es enseñar, pero también es acompañar, delegar, priorizar. Ayudarles a descubrir lo que son, y potenciar lo que pueden llegar a ser.

Desde hace dos años tengo la suerte de dar clases a futuros formadores y entrenadores. En clase me encuentro a chavales con mucha pasión por el fútbol, a gente que escoge el fútbol porque el fútbol les ha escogido a ellos, y otros que empiezan porque no tienen otra forma de justificar ante sus padres que no hacen nada en la vida, y como el fútbol es para todos, empiezan a cursar una materia sobre algo que les gusta o creen entender: el fútbol.

Me suele gustar descubrir qué es lo que les mueve a querer entrenar. Y tengo la percepción subjetiva y contextual de que muy pocos empiezan en etapas formativas para dar algo a quien forman. Suele tener que ver más con satisfacer aspiraciones personales, con querer hacer carrera como entrenador o con querer buscar un lugar.

Players on a football field

Esa gente que empieza a entrenar tiene que empezar en algún lado. Y ese «algún lado» suele ser el fútbol base. Por lo tanto, el entorno que envuelve al fútbol base de forma mayoritaria tiene que ver con personas que están ahí de forma transitoria, ya que sus expectativas suelen ser crecer, y dejar algún día el futbol base para acabar en contextos que predomina la competición.

En ese mientras tanto, mientras estoy en un lugar con la expectativa de llegar a otro sitio distinto (pasar de la formación a la competición), si leemos, nos formamos y nos informamos sobre el entrenamiento y demás temas relacionados con ser entrenador, apenas tenemos acceso a bibliografía, ponencias e información relacionada con las etapas formativas.

Prácticamente, toda la información al que tenemos alcance tiene que ver con etapas de rendimiento. Si a eso se le suma la (pre)disposición del entrenador a cumplir sus expectativas (llegar a etapas de rendimiento), es inevitable que el foco del formador esté puesto en aquellos aspectos que nacen de las etapas de competición.

Y ahí es cuando aparecen los equipos con 10 acciones a balón parado mecanizadas, entrenadores de niños/as de 11-12 años hablando de intervalos, de carriles y de terceros hombres. Entrenadores diciendo a sus niños que pierdan tiempo para conservar un resultado.

Variando las estructuras en base al resultado. Formadores que enfocan las charlas como si tratasen con jugadores de etapas de rendimiento. Y lo que es peor, como si tratasen con jugadores de la élite

Por desgracia, el fútbol está montado así. Empezando por los salarios que se pagan en la base y en etapas de rendimiento, y siguiendo por el reconocimiento social del entrenador en comparación con la del formador.

El fútbol base necesita formadores especialistas, remunerados y reconocidos. Esa es la única manera para mejorar el panorama que muchos vemos en un fútbol base lleno de supuestos formadores mediocres con pretensiones de ser algún día buenos entrenadores.

Porque no hay forma de hacer un fútbol formativo digno si el núcleo no son los niños y las niñas. Sus necesidades. Su formación y su acompañamiento. Pero para eso, quien les está formando tiene que tener la predisposición de trabajar por y para ellos.

Adecuando las tareas a sus necesidades, las estructuras a sus capacidades. Pensando más en mañana que en hoy. Sin una necesidad de corroborar mediante el resultado que el camino que están siguiendo es el correcto.

Y parafraseando la canción» canto a la libertad» de José Antonio Labordeta, ojalá haya un día en el que todos al levantar la vista, veamos un fútbol formativo que le dé al jugador o a la jugadora el espacio que necesitan y merecen.

Autor: Hartiz Aranburu

Comparte!

Deja un comentario

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.