#Futbolverdadero :: OPINION «EL FUTBOL DE HOY EN DIA»

Tiempo de lectura: 4 minutos

Volvemos a hablar para entrar en un debate sano y limpio sobre el actual fútbol y el verdadero fútbol.

Hoy en día y después de ver lo que se ha llegado a pagar por el joven jugador brasileño Neymar Jr, creo que se ha perdido la esencia del fútbol. ¿ Que quiero decir? En el fútbol siempre ha habido ese mercado de fichajes, ese «intercambio» de cromos. Ese, ahora ficho por otro club más grande o me voy a otra liga mejor. Siempre ha habido movimientos en las plantillas, en los banquillos, en los despachos… Pero ahora señores hemos llegado a un nivel superior. Al nivel de pagar verdaderas barbaridades por jugadores que pueden ser mejores o peores, pero que realmente son meros trabajadores que haces su trabajo con esfuerzo, sacrificio e ilusión(algunos…) o por aumentar su cuenta(bastantes…)

Hoy en día ser jugador de fútbol ya no es una carrera que desde pequeñito veis como una ilusión por jugar en el club al que admiras. Sentías que querías ser como ese jugador del que tanto se hablaba, al que todo el mundo admiraba y que quería que llegase el fin de semana para poder verle por la tele jugar o en su defecto, ir al campo para poder disfrutarlo.

Hoy en día, si, se sigue siendo un niño con ganas de triunfar, llegar a lo más alto para después, que llegue el padre o representante de turno y te lleve tu carrera tal y como a él le venga en gana y beneficio.

Puedo llegar a entender que tú quieras lo mejor para ti(o para tu cuenta) pero ya no veo, o por lo menos esa es mi opinión, la ilusión de los chavales por llegar arriba, a entrenar con el primer equipo o incluso fichar por tu club de tus amores y quedarse en el toda tu carrera.

Ver ahora un Francesco Totti, Julen Guerrero, Paolo Maldini, Martin Le Tissier….., es muy complicado.

Solo veo transfer entre los equipos, yo pago 100 millones y me lo llevo. Estoy 5 años y me voy a China a ganar más dinero… Beso el escudo, alabo al club, sois los mejores, pero si tú me pagas más me voy y hago lo mismo…. Eso que es, señores.

Sé que voy a hacer esta comparativa y vais a decir lo que leo por ahí. ¿Si a ti te ofrecen más dinero en tu trabajo para irte a otra empresa no lo harías? Pues si, pero siempre y cuando yo vea que no estoy donde quiero estar, donde no me sienta querido. Donde sé que cada día no me aprecian o en su defecto no me sienta valorado.

Vamos a ver, si tu fichas por un club, al que siempre has querido llegar, has luchado para ello, has crecido pensando en llevar esos colores, defender el escudo del equipo de tu ciudad, soñado con pisar el campo como jugador del primer equipo. Lo consigues, te haces hueco en el plantel, eres ídolo en la afición, consigues lo que pocos pueden llegar a conseguir junto a jugadores, entrenadores y demás, pero llega un día que dices, ¿ Porque no puedo ser el mejor del mundo, él más querido, Si estoy en donde quiero estar, estoy consiguiendo los objetivos que me marque al principio de mi carrera, porque?

Ese día igual piensas que algo hay que cambiar, pero yo creo que lo que hay que cambiar es en superarte en ese mismo club. Aunque tengas junto a ti al mejor del mundo, solo se hable de él, solo salga el en la portada aunque tu hayas sido el protagonista, ese día, ese mismo día tienes que saber que no es que seas peor que el, o que no puedes conseguir ese objetivo. Debes de luchar por tu sueño y para eso se debe trabajar. Por mucho que a tu lado tengas al mejor, siempre se puede superar.

Si echamos la vista atrás, allá por los 90, había jugadores que ahora valdrían millonadas, y que antes no se pagaban como ahora. Recuerdo el caso de Frank Rijkaard, jugador holandés. Este mediocampista llego a jugar en el Milán de los 90, uno de los mejores equipos de la época y el era uno de sus integrantes. Todos lo recuerdan por eso, por jugar en el Milán de Capello. Pero pocos recuerdan, que para llegar allí tuvo que luchar en equipos como el Zaragoza. Y fue después el mejor jugador de la liga Italiana. Y no se pago por el lo que se pagaría ahora por coutinho o por cualquier medio de la calidad del entonces jugador holandés.

La conclusión a la que quiero llegar es que actualmente en el fútbol se pagan barbaridades por futbolistas que no van a sentir unos colores, que a pesar de su calidad, pueden no llegar a ofrecer todo lo que pueden dar. No es oro todo lo que reluce.

Señores presidentes, apuesten más por sus canteranos que por gente que vale millones y no van a hacer felices a sus aficionados.

Comparte!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: