enero 29, 2023

FUTBOLVERDADERO

el futbol del patio de colegio

#Entrevistas:: TAMARA BLASCO: «Los equipos humildes deben trabajar para sacar futbolistas, pero también para formar personas»

9 minutos de lectura
Tiempo de lectura: 8 minutos

Hoy tenemos el gran placer de presentar a una entrenadora, una mujer dedicada 100% al fútbol y que intenta demostrar día a día que el fútbol femenino puede ser igual de importante que el masculino. Esta canaria ha entrenado tanto a equipos femeninos como a masculinos, siempre con éxito. Para ella no hay barreras y ahí están sus logros.

Actualmente se encarga de llevar las riendas del Entrenadora de la U.D. Geneto Femenino de Segunda División Nacional Femenina. Tras 17 años en los que ha cursado los 3 títulos nacionales necesario para entrenar al máximo nivel y sus numerosos cursos sobre el fútbol, es una de las técnico con más proyección en el estado. Veamos que nos cuenta y como entiende el fútbol en esta entrevista:

¿Cuándo empieza a interesarte el futbol y como fueron tus inicios?

Pues desde que tengo memoria, estoy jugando con mis hermanos en el patio de casa de mis abuelos o viendo los partidos de mi hermano. También hay algún VHS perdido en algún cajón donde se me ve, con unos diez u once años, entrenando a mis primos pequeños.

En el colegio practicaba baloncesto y en el último año hicieron un equipo de fútbol sala para un fin de semana, nos apuntamos las mismas que jugábamos al baloncesto, hicimos un gran papel en el torneo.

Ya más tarde, con unos 16 años, me llamaron para un equipo de fútbol femenino y fue una experiencia muy bonita, lo llevaba esperando mucho tiempo y lo disfruté plenamente.

¿Qué fue lo que hizo que te decidieras a hacerte entrenadora?

Se unieron dos factores. Por un lado, el entrenador que teníamos se vio obligado a faltar unos determinados días en semana y me dejaba la sesión para que dirigiera al equipo y, por otro lado, una rotura de ligamento cruzado anterior me hizo ver el fútbol desde la barrera.

Poco a poco, me fui dando cuenta de que me interesaba mucho más ser entrenadora que jugadora, así que no tardé en decidirme. Surgió de manera natural.

¿Cuál fue tu primer club en el que iniciaste tu carrera y como lo recuerdas?

Mi primer club como entrenadora fue el Juventud Laguna. Llegué allí a través de un familiar, que fue entrenador y en aquel entonces era el coordinador. Me preguntó la categoría que quería entrenar, ofreciéndome varias de fútbol 7, yo quería aprender así que le pedí la Escuela.

Al final comencé en el Prebenjamín. Fue una experiencia maravillosa, recuerdo aquella etapa con muchísimo cariño. Aún hoy en día me he tropezado con algunos niños, que ya son adultos, y me emociona muchísimo que me recuerden, que me digan algo que les llamaba la atención sobre los entrenamientos, cómo les animaba… Al final, el fútbol debe ser eso, las vivencias que te llevas a través de la práctica deportiva.

¿Cómo ves la cantera y la formación en los equipos que has trabajado?

He tenido en mis plantillas, a jugadores y jugadoras que ahora mismo son profesionales. Eso quiere decir que en aquel momento se cuidaba mucho a la cantera. No en vano, los equipos humildes deben trabajar para sacar futbolistas, pero también para formar personas.

Estamos en una coyuntura interesante, ya que, con la crisis de 2008 y el importante descenso de la natalidad, muchos clubes ven reducidas sus plantillas y hasta la cantidad de equipos que pueden sacar.

Deberíamos aprovechar esta situación para mejorar la formación deportiva. ¿Cómo? Pues si tengo menos equipos, tendré más campo disponible y más tiempo para que los niños y niñas estén en contacto con el balón.

Aun así, es muy cierto que nos estamos enfrentando a un gran problema. Estamos dejando la formación deportiva de los niños y niñas en jugadores o jugadoras del primer equipo, incluso juveniles, personas sin titulación, que se encargan de los más pequeños sin pararnos a pensar que si no le damos a la base la importancia que debe tener, no podemos pedir que de ahí salgan futuros profesionales del deporte. Este aspecto me preocupa muchísimo.

¿Cuál es el método que utilizas en tus equipos?

Ahora mismo, estamos implementando el método llamado “Global Way”. Se trata de una manera de aunar o englobar, como su nombre indica, todo de una misma manera.

Es muy laborioso y para llevarlo a cabo se necesita un profundo estudio y conocimiento de la Escuela Americana y de la Escuela Europea. Ayuda mucho a entrenadores y entrenadoras de la base, que hacen muchas funciones y apenas disponen de staff técnico y, del mismo modo, allana el camino dentro del fútbol profesional.

¿Qué es para ti lo más importante dentro de la formación de los jugadores/jugadoras?

Si un entrenador o entrenadora no es capaz de conectar con su plantilla, no logrará nada positivo. Cada entrenamiento debe acabar con algo nuevo aprendido por parte de las jugadoras y de la entrenadora. Si esto no surge, el entrenamiento no ha servido.

Es muy importante cuidar la técnica, dar herramientas de trabajo a tus jugadores para que sepan utilizar cualquier parte de su cuerpo de manera correcta. Algo tan simple como saber dar un pase o saber recibir el balón, debe ser la base de todo, sin eso, no se puede jugar al fútbol.

Este pequeño detalle y conseguir una implicación emocional, deben ser clave para que un equipo funcione.

¿Cómo es el trabajo día a día dentro del club?

Por la mañana, se revisa el contenido del entrenamiento a realizar, se hacen los cambios pertinentes si se debe introducir algo o quitar y, si alguna jugadora se lesionó en el entrenamiento anterior, se confecciona una sesión para recuperar, readaptar o rehabilitar.

La directiva realiza las gestiones oportunas con la Federación y lleva toda la documentación. Por la tarde, se revisa la disponibilidad de la plantilla. Llegado el momento del entrenamiento, se coloca el material a utilizar y se desarrolla la sesión. Una vez finalizada y ya en casa, evalúo a cada jugadora, compruebo si hemos logrado los objetivos propuestos y analizo al detalle el entrenamiento.

Esta parte es muy importante porque da muchas pistas sobre si el entrenamiento que hemos confeccionado ha sido el adecuado, también podemos sacar conclusiones de cara al partido por el comportamiento de las jugadoras, la concentración, su estado de ánimo respecto al rival… Esta parte que se realiza al terminar la sesión es muy importante

¿Crees que los clubes le dan la suficiente importancia a la formación de sus jugadores para hacerles llegar al primer equipo?

No, en absoluto. Si vamos a los clubes humildes, estoy en desacuerdo con la moda de poner a personas sin preparación con los más pequeños. Muchos de ellos lo hacen porque es una manera de pagarles. Juegas para mí, te doy un equipo de la base y te pago por ello, es una forma de dar una remuneración por jugar en el club.


Si nos vamos a clubes profesionales, hay un error muy común. Seleccionan a los mejores jugadores de su zona y forman plantillas de jugadores talentosos que terminan ganando todos sus partidos sin oposición real en el césped.

Esto hace que ningún jugador llegue a maximizar rendimiento o a asumir grandes esfuerzos, por lo que no hay un avance, una evolución o un aprendizaje. Jugar sin oposición hace que se terminen estropeando y baje el nivel de la cantera.

En este país donde vivimos, el futbol femenino es menos visible ¿Qué opinas de este tema?

Realmente hay una invisibilidad absoluta. Los clubes no profesionales siguen llamando primer equipo a su regional aun cuando tienen al femenino en Primera Nacional o en Reto Iberdrola. Esto da una pista de cómo está de infravalorado el femenino.

Y no es solamente por la importancia de cada uno, sino por la objetividad con la que nos miran. El masculino sigue estando por encima del femenino, aunque sea de niveles inferiores.

¿Crees que los clubes tanto modestos como profesionales están realizando los pasos necesarios para que el futbol femenino sea tan importante como el masculino?

En los últimos tiempos, hemos cosechado alguna que otra victoria, pero fuera de esto, los pasos que se han dado son muy pequeños. Las niñas siguen sufriendo insultos por jugar entre los niños, las chicas son objeto de mofas y comparaciones y a las mujeres se les pregunta por la maternidad. Aún queda mucho por recorrer y por dar a cada uno su espacio, que es en lo que deberíamos centrar nuestra atención

Mucha gente puede no saber que en la selección española femenina han sido campeonas en la categoría sub-17 ¿Por qué crees que no le dan más importancia los medios a estos hechos?

Los medios se defienden diciendo que no se muestra porque no se vende, que, si la gente quisiera verlos, lo pondría. Pues bien, eso no es del todo cierto.

Lo que no se oferta no se demanda. Si te sientas frente al televisor, verás la publicidad de la emisión de un partido de Champions masculina una semana antes de su emisión, ¿dónde está el mismo trato con un partido de Champions femenina? No hay promoción, así que no hablemos del producto.

Sin ir más lejos, el acuerdo para esta temporada es que se iban a emitir los partidos de la Liga Iberdrola y alguno de la categoría Reto Iberdrola. Esto no se ha cumplido, no hemos podido ver más de tres de Liga Iberdrola, incluso se ha sufrido algún veto, y ninguno de Reto Iberdrola. Volvemos al principio, ¿si no vendes un producto, ¿cómo quieres que se consuma?

¿Hacen las federaciones territoriales por darle más importancia a los clubes femeninos?

Por darle más importancia no, por dar la que merece, sí. La Federación Catalana presentó el proyecto #Orgullosas, con el que pretende potenciar el fútbol femenino. En Tenerife, se han creado comisiones para aunar fuerzas y llegar a todos los clubes, ayudando incluso en la Reglamentación.

¿Por qué crees que no hay más entrenadoras en el futbol masculino, si tienen la misma o mejor formación?

Por ignorancia. El fútbol es un deporte masculinizado y todo lo que no suena a masculino se repele. ¿Cómo va a estar una mujer dirigiendo a hombres? Es que no es una mujer dirigiendo a hombres, es una persona formada llevando a una plantilla. No hay más.

Tenemos que ampliar horizontes, dejar atrás el miedo y dejarnos de etiquetas. El fútbol está entrando en un círculo vicioso, no se está dejando a nuevos profesionales entrar en los banquillos, sino que los mismos rotan de uno a otro. Dejémonos de géneros y miremos la valía.


¿Qué se debe hacer para que la gente vaya a ver más el futbol femenino y el futbol de categorías inferiores?

Valorarlo. Hay quien protesta porque ver un partido de fútbol femenino le cuesta 2€. ¿Sabe lo que supone esa entrada para ese club? Pagar a la entrenadora, comprar material, comprar agua, subir la calidad ofrecida a las jugadoras, mejorar su rendimiento, mejorar el juego, subir de categoría, fabricar mejores futbolistas… Pero luego sí estamos dispuestos a pagar 150€ por una entrada de un club profesional.

Seguramente alguien debe estar pensando: ¿cómo se le ocurre comparar al profesional con el resto? No lo comparo, solamente estoy diciendo que, para llegar a tener ese profesional, primero hay que dotarlo de los mejores profesionales posibles y, para ello, los 2€ de la entrada.

Es un pequeño ejemplo, de cómo todo está relacionado. Si la mentalidad no cambia, nada cambiará. El fútbol profesional se sustenta sobre el fútbol base, si no valoramos eso, no valoraremos nada.

¿Qué es para ti el Futbolverdadero?

El que practica un niño o una niña cuando no se ve sometido a presiones ni vigilancia, aquel del que disfrutamos de verdad y no a través de imágenes en 4K, el que hace que una joven sonría con el balón en los pies o cuando ves la cara de satisfacción de un chico al sentirse integrado en un grupo. Eso es Fútbolverdadero, el que te llega al corazón.

Comparte!

Deja un comentario

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.