febrero 6, 2023

FUTBOLVERDADERO

el futbol del patio de colegio

#Futbolverdadero :: ENTREVISTA A MARC DOMÍNGUEZ : » Creo que el club modesto está olvidado, el pez grande se come al pequeño y debemos cuidarlos»

9 minutos de lectura
Tiempo de lectura: 8 minutos

Hoy tenemos el gusto y placer de hablar con otra gran técnico y persona muy joven que a pesar de su juventud tiene bastante experiencia en las categorías inferiores e incluso llego a dirigir en la 2 División B en un club histórico como es el ÉCIJA C.F. Una persona que actualmente está en la cantera de un recién ascendido a la Segunda B como es el Olot.

Vivió sus inicios en el Girona entre otros y diferentes clubes de Cataluña, hasta que le llego la oportunidad de marcharse a dirigir en las categorías inferiores del ÉCIJA CF. Allí estuvo un año hasta que le llego la oportunidad de dirigir al primer equipo. Allí a pesar de los malos momentos por lo que paso el club creció como entrenador. Una gran persona que seguro que dará mucho que hablar bien sea en los banquillos o en los despachos. Aquí os dejamos esta entrevista :

¿Cómo te iniciaste en el mundo del banquillo?

  • Pues empecé con 15 años llevando equipos de fútbol 7 en el C.F. Salt y posteriormente en el Girona F.C., cuando aún no era el club que es hoy en día.

¿De dónde te viene esta vocación?

  • Creo que desde que nací me vi en un banquillo porque me viene de familia; mi padre también es entrenador. Cuando era pequeño y todavía era jugador, le seguía a todos sus partidos y aprovechábamos los viajes para intercambiar impresiones. Todos los días, tanto al salir del colegio como los fines de semana, los pasaba en un campo de fútbol.

Has trabajado mucho en una de las fases más importantes en la formación de un jugador ¿Qué significa esto para ti?

  • Creo que al final que un futbolista aprenda de ti, consiga llegar y que a la larga se acuerde de ti, es lo más gratificante que puede tener un entrenador. Independientemente de la etapa que entrenes, desde los benjamines hasta los senior, el entrenador debe entender que es un formador y sobre todo un soporte positivo para que el jugador pueda evolucionar y generar rendimiento.

Debido a que has entrenado desde abajo hasta llegar a 2b

  • Pienso que al final, como todo en la vida, tiene su proceso, y lo más importante es persistir y no desistir. Soy una persona muy joven (32 años) que acaba de empezar y que tiene ambición por seguir creciendo. Después de tantos años entrenando en fútbol base y senior, al final lo más importante es formarse constantemente para estar preparado y sobre todo creer en tus capacidades.
  • El fútbol es un deporte en constante evolución y debes aprender a manejar muchas facetas y situaciones, por lo que debes ser un apasionado de esto para poder adaptarte a todos los factores que afectan en el día a día de un club.

¿Cuéntanos como ha sido el recorrido para llegar hasta allí?

  • Pues la verdad que no ha sido nada fácil. He pasado por muchos clubes de fútbol base, como, por ejemplo, Salt, Girona, Sant Gregori, Levante, Palamós, Fundación Marcet, y otros tantos senior, como Sant Gregori, Besalú y Tecnofútbol. Durante todos estos años he vivido lo que significa estar en un gran club y en un club modesto, el objetivo de estar luchando por una permanencia o por un ascenso, y el estar fuera de casa muy joven para luchar por un sueño. Todo esto, entre otras muchas cosas, te hace madurar como persona y aprender.
  • En Écija empecé como coordinador de la cantera y, como en todos los clubes donde he trabajado, he dado siempre el 100%. Los resultados del primer equipo durante una parte de la temporada no fueron los mejores, por lo que el club decidió cesar al entrenador y ponerme de forma interina hasta encontrar un recambio de garantías, pero se ganó 2-1 al Betis Deportivo y al Lorca Deportiva, así que el club apostó por mi continuidad hasta final de temporada. Todo fue muy rápido y nos tuvimos que adaptar sin tiempo, pero como he dicho anteriormente, creía en mí y me sentía capacitado gracias a todo lo vivido en mi carrera. Había que trabajar en una situación deportiva e institucionalmente complicada, pero lo dimos todo hasta el último día.

¿Qué metodología usas en los equipos que has entrenado y entrenas actualmente?

  • Bueno pues la verdad que he trabajado de muchas formas distintas, ya que cada club es diferente. Cada equipo tiene unas características y los jugadores son distintos en cada sitio. Por poner un ejemplo, no tienen nada que ver las características de los jugadores andaluces con la de los catalanes, ni sus infraestructuras, ni su forma de ser, ni la metodología de trabajo. He aprendido mucho de cada lugar y de ello siempre hay que sacar un aprendizaje para el futuro.
  • Actualmente, en el Olot me he encontrado una metodología implantada desde hace años, de la que me llevaré un nuevo aprendizaje para el futuro. Yo me centro más en la parte de gestión de equipos y entorno.

Has pasado por grandes clubes ¿Como definirías el trabajo con el fútbol base de estos equipos?

  • Bueno dependiendo del club se trabaja mejor o peor, dependiendo de los recursos y la estructura que tenga cada uno de ellos. Recuerdo que mis inicios en el Girona no fueron los mejores; era un club pequeño y actualmente no tiene nada que ver con hace doce años, aunque sí es cierto que ahora la presión es mucho mayor que años atrás.
  • En el Levante me encontré un club en el inicio de su crecimiento y había un buen equilibrio entre los recursos y la presión institucional. Fue un año muy positivo para el club a nivel de crecimiento y jugadores, y para los técnicos a nivel de aprendizaje y de sentirse valorado.En Marcet es donde pienso que mejor he trabajado y aprendido, ya que no hay exigencias deportivas con los equipos, pero sí una gran exigencia en la mejora individual del jugador y eso es gratificante. Además, es un centro deportivo donde tienes herramientas y cuentas con compañeros que te facilitan mucho el poder realizar un trabajo cualitativo, cosa que siempre es muy beneficiosa para todos.

¿Crees que sé está haciendo bien el trabajo en las canteras tanto en los equipos que has pasado como en los equipos de estas categorías?

  • Cada club tiene unos objetivos diferentes. Unos buscan que los jugadores disfruten y practiquen deporte, otros que ganen campeonatos y otros que buscan el desarrollo individual para sacar jugadores. Todo es válido siempre y cuando este establecido y marcado por el club.
  • Personalmente pienso que los clubes modestos deben trabajar para generar bienestar y una ampliación de su masa social que permita al club poder obtener recursos para que su actividad, poco a poco, siga creciendo. Por otra parte, los grandes clubes deben dedicarse a la formación colectiva e individual integra para obtener un patrimonio propio y poder dotar a su primer equipo y su filial con el mayor número de jugadores de su propio fútbol base.
  • Actualmente, un club que está trabajando a la perfección este aspecto es la cantera de la Real Sociedad, y desde aquí aprovecho para felicitarles por su gran labor.

¿Crees que los clubes más importantes a nivel estatal dan ayuda junto a las federaciones a los clubes más modestos para formar a los jugadores?

  • Creo que el club modesto está olvidado, el pez grande se come al pequeño y debemos cuidarlos. Ellos son el fútbol que no se debe perder, el de los pueblos, el de su gente, el que se hace por placer, que esa es la esencia real y del fútbol. La federación debería cuidarlos mucho más, aunque habría que ver cómo hacerlo.

¿Qué parte del club es más importante dentro de la formación de los jugadores?

  • Para mí la parte más importante del club en materia de formación es su dirección deportiva, ya que debe marcar el modelo a seguir tanto a nivel deportivo como de gestión y mantenerlo a largo plazo. Los frutos no surgen de la noche al día. Hay que dar estabilidad y creer en esa idea.

En una comunidad como Cataluña con grandes equipos aparte de los más conocidos ¿Crees que hay suficiente nivel en las categorías inferiores y se valora lo suficiente este fútbol?

  • Pienso que el fútbol catalán no es el más talentoso, pero sí creo que estructuralmente y en materia de recursos es de los más desarrollados. Hay grandes estructuras y, económicamente, son clubes potentes y solventes, pero pienso que, a diferencia de otras comunidades como Andalucía o Extremadura, se ha perdido el fútbol de antaño, el del jugador de calle que aprendía a darle patadas a un balón en un parque y que, constantemente, salía a jugar con sus amigos y que hace que el jugador crezca en todos los aspectos. Cataluña es una sociedad muy urbanizada, donde los jóvenes apenas salen a la calle a jugar.
  • Hay nivel, pero pienso que no somos los más talentosos. Estadísticamente, como así está demostrado, la provincia de Sevilla es la que mayor número de jugadores saca a nivel profesional, y si es así, por algo será.

Referente a tu trabajo como ojeador en un equipo como el Levante UD ¿Cómo es el trato hacia los jugadores y que exigencias hay en el club para captar los jugadores?

  • Las pautas del club están muy marcadas. Deben ser jugadores de un perfil fisiológico, técnico y táctico muy marcado con un nivel muy elevado. Además de esto, se valora mucha su contexto social y su personalidad, y más en etapas avanzadas. Estos clubes tienen exigencias deportivas muy altas, pero también a nivel de imagen y el trato todo debe ser siempre perfecto tanto por parte de los empleados como de todos los jugadores.

Tras tu paso por los banquillos ahora cambias a los despachos ¿Cómo ha sido esta decisión?

  • Han sido dos años muy complicados en Écija, tanto a nivel deportivo como institucional. Además, al segundo año se le ha sumado el tema de los impagos y la inestabilidad, lo que ha hecho que haya sido una etapa muy dura psicológicamente. La decisión de dejar de entrenar nunca la he dejado, al contrario, en un futuro me veo de nuevo en un banquillo, secretaria técnica o en una dirección deportiva, que es lo que me apasiona. Pero si es cierto que después de todo lo ocurrido, buscaba un año de estabilidad, de tranquilidad, de volverme a sentir realizado y valorado, y creo que Olot actualmente es un club muy estable, que está en un gran crecimiento tanto deportivo como social y es un poco lo que buscaba para recargarme de nuevo.
  • Con el paso de los meses he vuelto a coger energía, entusiasmo y tengo ganas de volver, te mentiría si dijera lo contrario.

 ¿Tienes intención de volver a los banquillos en algún momento?

  • Me encantaría, siempre y cuando sea un club y un proyecto que me ilusionara. Aunque pienso que me motiva más el trabajar en una secretaría técnica o dirección deportiva. Todos hablamos siempre de banquillos y parcela deportiva, pero en el deporte de alto rendimiento, hoy en día, y sobre todo en Segunda B y Tercera División, pienso que la clave del crecimiento de los clubes pasa por el modelo de gestión deportiva. El problema de la inestabilidad actual de muchos clubes radica en una mala estructura de esta gestión.

¿Crees que se le da la suficiente importancia al fútbol de las categorías inferiores?

  • Pienso que muchos clubes sí se la dan. El problema es que hay muy poca paciencia, lo que perjudica a los proyectos, que deben mantenerse y estabilizarse a largo plazo para que den resultados.

¿Qué es para ti el Fútbol verdadero?

  • Para mí el fútbol verdadero es todo aquel que depende de su masa social y su gente. Al final, el fútbol profesional genera muchos recursos, hay muchos inversores y empresas detrás y todo es más fácil, pero en Segunda B, Tercera División y categorías inferiores, el fútbol depende del entorno, de saber gestionar y autofinanciarse, de que el jugador juegue por placer y los trabajadores se dejen la piel por su club. No viven de ello, pero se desviven por la pasión que les genera. Ese, bajo mi punto de vista, es el verdadero fútbol.
Comparte!

Deja un comentario

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.