enero 29, 2023

FUTBOLVERDADERO

el futbol del patio de colegio

#Entrevistas: VÍCTOR CAMPO: “El trabajo en futbol base hay que entender que debe ser algo bonito”

7 minutos de lectura
Tiempo de lectura: 7 minutos

Este técnico aragonés inicio muy joven su carrera en los banquillos. Iniciándose en uno de los equipos donde desarrollaba su carrera deportiva. Poco a poco fue formándose y pasando por diferentes club de la región. Ha pasado por todas las categorías del futbol base y amateur, incluso el Femenino. Después ha viajado y actualmente, aunque por motivos como el que vivimos actualmente, está en una aventura por China. Aquí os dejo a Víctor Campo.

¿Cómo fueron tus inicios como entrenador?

Fueron en el año 1998, en mi segundo año de juveniles. Jugaba en el CD Valdefierro, un equipo de juvenil preferente de Zaragoza y el presidente me ofreció la posibilidad de entrenar a uno de los equipos benjamines del club. Me enganchó tanto que al año siguiente ya me estaba sacando el título de entrenador de nivel 1.

¿Cuál es la mayor dificultad que encuentras en los inicios sobre el banquillo?

Lo principal es la inexperiencia. Hay mucha diferencia entre ser jugador y ser entrenador. En ese momento te das cuenta de lo que significa intentar tener contento a todo el mundo.

¿Cuáles son los equipos por los que has podido desarrollar tu trabajo?

Pues los primeros años pasé por varios equipos de fútbol base de la ciudad de Zaragoza (Valdefierro, Olivar, Balsas Picarral). Mientras estudiaba la carrera de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en Valencia, entrené a los alevines del Godella.

De vuelta a Zaragoza estuve en Santa Isabel con el equipo de juvenil preferente y regional preferente. En el año 2009 entrené al Cella, en la provincia de Teruel.

Luego estuve 2 años con el regional preferente del Casetas, teniendo también la experiencia de ser coordinador del club. Ya después pasé por los regionales del Cuarte, la SD Ejea, y terminando la experiencia en España llevando la coordinación del Zaragoza CFF de Liga Iberdrola.

En 2015 tuve la suerte de trabajar unas semanas como scouting en la ciudad de Accra, en Ghana. En el año 2016 me fui a China a la ciudad de Xiamen. En 2018 cambié a la ciudad de Ganzhou.

Y ya esta última temporada estaba en la ciudad de Tianjin desarrollando el fútbol en uno de sus mejores centros deportivos.

Victor explicando un ejercicio

¿Cómo ha sido tu progreso en estos banquillos?

Pues creo que he pasado por todas las categorías, desde benjamín hasta tercera división, pasando por coordinaciones o direcciones deportivas.

Pero no en ese orden. En mi tercer año de entrenador, con 19 años, estaba entrenando a un equipo de primera juvenil, y a los 20, a un primera regional senior.

¿Qué es lo que mejor recuerdas hasta ahora de ser entrenador?

Un solo recuerdo sería difícil. Imagino que lo mejor son todas las personas que se cruzan en tu camino y las diferentes experiencias que puedes vivir.

Gracias al fútbol he tenido la suerte de trabajar en Ghana y China. Hacer grandes viajes gracias a lo que más te gusta es algo difícil de describir.

¿Cómo surge la oportunidad de trabajar en China?

LaLiga, a través del departamento de Proyectos deportivos internacionales contactó conmigo para comentarme la posibilidad de incorporarme a un proyecto que tienen en China en colaboración con el Gobierno.

Siempre había tenido ganas de vivir alguna de estas experiencias, y al recibir esta propuesta a través de LaLiga, me dio mucha confianza. Se daban todas las condiciones posibles para que me lanzara a la aventura. Es la mejor decisión que pude tomar.

Víctor en un entrenamiento

Respecto a tu trabajo ¿Con qué metodología te sientes más cómodo?

Yo creo que soy un entrenador que se adapta a las circunstancias e intento identificar que es lo que necesita el jugador para dar lo mejor de sí. Me gusta mucho intentar entender el juego y transmitírselo a mis jugadores.

Intento trabajar todo de forma integrada, aunque sin olvidar los trabajos de prevención de lesiones, que suelen trabajarse de forma un poco más analítica.

Sí que es cierto que en los últimos años estoy identificando a muchos entrenadores que meten muchas horas de formaciones en análisis, videos, programas informáticos….olvidándose que trabajamos con personas.

Tenemos que entender que delante de nosotros tenemos 20 personalidades diferentes y hay que preocuparse en conocer a cada uno de nuestros jugadores para conseguir que se impliquen al 100%.

Creo que estamos en un momento en que los cuerpos técnicos echan muchas horas de “laboratorio” y pocas de vestuario. Está muy bien conocer las nuevas tecnologías, pero para poder sacarles utilidad, antes tenemos que entender que trabajamos con personas y no con máquinas.

Si se te dan bien las personas es fácil que saques más rendimiento a los jugadores, y entonces puedes utilizar las nuevas tecnologías como una gran ayuda.

¿Cómo es para ti el trabajo en el futbol base?

El trabajo en futbol base hay que entender que debe ser algo bonito, divertido en el que todas las partes disfruten por igual. Son los comienzos de todos los técnicos, y posiblemente se pierda hasta dinero.

Los padres, directivos, jugadores y entrenadores, deben poner todos de su parte para lograr que cada minuto sea gratificante. Se deben permitir cometer errores por parte de todos, ya que posiblemente todos seamos novatos en ello.

Pero debe servir como aprendizaje. Si se hace todo correctamente, el fútbol base puede ser una experiencia maravillosa.

¿Qué es lo que más valoras en esta etapa?

Yo valoro el aprendizaje de los jugadores. Estamos en una etapa en la que los niños son esponjas, y cada detalle puede servirles de mucho.

Debemos ser conscientes de cada comentario o consejo que damos. Los valores que les inculquemos deben ir acorde a lo que aprenden tanto en casa como en el colegio. Al fin y al cabo estamos participando en su educación.

Víctor con una niña en un escuela de LaLiga en China

A lo largo de tu experiencia ¿Qué es lo más difícil que te has encontrado?

Lo más desagradable que te encuentras siempre son esas situaciones antideportivas que, desgraciadamente, aún siguen ocurriendo en algunos campos de fútbol. Peleas, insultos de todo tipo… Es algo que debemos seguir trabajando para erradicarlo totalmente.

¿Qué es lo que más valoras dentro de un vestuario?

Dentro de un vestuario yo diría que es la propia palabra “vestuario” con todo lo que ello significa. Es importante conseguir que todos los jugadores estén implicados y remen en una misma dirección.

Hay que entender que fuera del fútbol cada uno puede tener su vida y sus propios amigos. Pero tienen que comprender que cuando cruzan la puerta del vestuario, los 20 jugadores deben trabajar como si fueran solamente uno.

Todos aciertan y todos fallan, al igual que los miembros del cuerpo técnico. Hay que entender que el error y el fallo son también parte del proceso, y que solamente comprendiendo esto van a poder progresar en su carrera u hobby.

¿Crees que se le da suficiente importancia al futbol base y al senior no profesional?

Bueno, importancia es la que nosotros queramos darle. Evidentemente, lo que no se ve en la televisión o en la prensa no tiene visibilidad.

Pero eso no quiere decir que detrás de éste fútbol no haya gente implicada al 100% y que deja de lado el hacer cosas, a lo mejor más productivas, para dedicar tiempo a su pasión.

Sólo un 4-5% de las personas que tienen alguna vinculación con el fútbol tienen la suerte de poder dedicarse profesionalmente a ello. Debemos entender que el fútbol base es un buen medio para inculcar valores a los niños.

Un niño que pasa horas haciendo deporte, estará realizando actividades saludables. Un adolescente que dedica horas al fútbol, son horas que quita al poder estar en la calle haciendo otra serie de actividades menos saludables.

En cuanto al fútbol sénior hay que valorar el esfuerzo que hacen estas personas para poder dedicar horas a este deporte. Son personas que tras una dura jornada de trabajo no dudan en calzarse las  botas para hacer lo que más les gusta, independiente de que llueva o estemos a 35 °C. También tienen un mérito tremendo.

Víctor tomando notas del entrenamiento

¿Qué significado tiene para Víctor la palabra entrenador?

Para mí ser entrenador es un privilegio, ya que tengo la suerte de poder vivir de ello. Pero creo que ser entrenador tiene que ser algo vocacional, ya que no siempre va a ser todo bonito.

Depende del momento o lugar que te toque desempeñar esa función, el significado de la palabra “entrenador” va a cambiar. En fútbol base el entrenador es un educador.

En juveniles de mucho nivel, somos ayudantes de unos chicos que quieren llegar más arriba sin frustrarse por el camino.

En fútbol sénior amateur, el entrenador debe ser quien logre que estos jugadores sigan manteniendo la misma ilusión que cuando eran alevines.

Y por último, en el fútbol profesional, debemos ser unos gestores de grupo para lograr los mayores éxitos a nivel colectivo.

¿Qué proyectos tienes a corto plazo?

Pues de momento estoy en España esperando que empiece a aclararse todo. He estado 4 años en China y aún me quedaban unos meses por cumplir.

En estos momentos cualquier posibilidad puede ser valorada y para ello la agencia Elite Agency va a ir de la mano conmigo, ayudándome en todo lo necesario.

¿Qué es para Víctor Campo el Futbolverdadero?

Pues el futbol es ese fútbol que ya no va a volver. Ese futbol en campos de tierra con botas que no eran ni de tu talla.

Ese fútbol en la calle, apartándote cada vez que pasaba un coche. Ese fútbol que jugabas con tus amigos hasta que se hacía de noche y no se veía nada. Ese fútbol donde no había petos para diferenciarse.

Ese fútbol donde las botas eran negras…

Víctor durante una charla
Comparte!

Deja un comentario

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.