#Entrevistas: NAYÁN ALONSO: «Desde mi punto de vista, el fútbol base tiene tres pilares fundamentales»

0 0
Tiempo de lectura: 9 minutos
Read Time:11 Minute, 53 Second

Hoy hablamos con un entrenador canario que, a pesar de su juventud, lleva ya 10 años en los banquillos, pasando por diferentes clubs de su comunidad.

Y es que la pasión de Nayan Alonso por ser entrenador, por poder ayudar a los niños y progresar junto a ellos, le viene desde pequeño. Por eso empezó a formarse hasta el día de hoy, donde está con un equipo cadete.

Vamos a conocer, más de cerca, su trayectoria, experiencia y opinión sobre este futbol.

¿Cuándo empezó Nayán a formarse como entrenador?

La temporada 2011-2012 comencé como ayudante en el Acodetti C.F. y como entrenador de los porteros de f8 de la cadena. Acababa de terminar mi periplo como jugador en el club, debido a cuestiones médicas, y el presidente en aquel momento, José Navarro, me ofreció seguir ligado al fútbol dentro del club. Al término de la misma temporada, comencé a cursar el Nivel 1 en La Escuela de Entrenadores de Las Palmas.

¿Qué hizo que te dedicaras al trabajo de entrenador?

Fui un niño apasionado con el fútbol en todos los sentidos, disfrutaba jugando, viendo partidos de diferentes ligas y campeonatos de clubes y selecciones, analizando y reflexionando sobre táctica, jugando con simuladores como PC fútbol o Football Manager, jugando a las chapas, coleccionando y explorando las diferentes guías de la Liga, de la Champions, Eurocopa y Mundial. El fútbol, en sus diferentes formas, me ha acompañado durante mi vida.

Llegado el momento, donde no pude continuar jugando, me apareció la oportunidad de continuar ligado al fútbol. Esa primera experiencia como ayudante y entrenador de porteros, dio paso la temporada siguiente a otra como entrenador del Benjamín B del Acodetti C.F., y posteriormente Benjamín A,  con toda la ilusión del mundo, pero con gran inexperiencia y desconocimiento, aunque despertó en mi un potente sueño, un nuevo camino. Ese primer grupo como entrenador fue único, con una conexión especial, al que guardo un gran recuerdo.

Estos primeros pasos como entrenador-formador me ayudó a decidir mi futuro laboral, comenzando mi formación en Tsafad y posteriormente Cafd, asimismo continuando con formaciones constantes relacionadas con el proceso de entrenamiento en fútbol. Descubrí una gran profesión, como la de educador físico, en la cual puedes acompañar a las personas en su desarrollo personal.

Nayán antes de un partido hablando con sus jugadores

¿Cuáles son los clubs por los que has pasado hasta ahora?

En mi corta, pero continúa, etapa como entrenador he trabajado para los diferentes clubes: Acodetti C.F. (Ayudante Alevín B y Entrenador de Porteros, Entrenador Benjamín B, Entrenador Benjamín A y Entrenador Alevín B) , AD Huracán (Entrenador Alevín A), UD Las Palmas (2° Entrenador Infantil B, Entrenador Benjamín A y Entrenador Alevín B), UD las mesas – Club convenido AD Huracán – (Entrenador Infantil A), Atlético Huracán – Club perteneciente al plan de expansión Nacional del Atlético Madrid – (Entrenador Cadete B y Cadete A Interinsular, Entrenador Cadete A Autonómico).

Actualmente ejerzo como entrenador del Cadete A Autonómico del Atlético Huracán por 2° temporada consecutiva y como coordinador deportivo y Metodológico del club.

¿Cómo ha ido progresando tu carrera como entrenador?

Mi etapa como entrenador tiene varias fases. Una primera, de desconocimiento e inexperiencia, pero que me permitió seguir ligado a mi pasión (el fútbol) y, al mismo tiempo, me sirvió como impulso y base de lo que estaba por venir. Esos niños del Benjamín A Acodetti C.F., ese equipo, que hoy son juveniles (adultos), tiene un gran valor sentimental.

Posteriormente, mi llegada a la UD Las Palmas, club histórico del fútbol español, de cantera y referencia en las Islas Canarias, supone una segunda etapa en mi progreso como entrenador. Esa llamada, para mi opinión temprana, fue fruto de un buen hacer durante las temporadas previas.

Esto supuso para mí un nuevo reto, los jugadores a los que iba a entrenar estaban en el mejor club de Canarias, un club profesional, y esto suponía que la calidad formativa tenía que ser top, esto me responsabilizó a intensificar mi formación y ampliar mis conocimientos.

Por eso, solo puedo estar agradecido a la UD Las Palmas, porque parte de lo que soy hoy, es producto de pertenecer a un club histórico y con esa exigencia, además de compartir tantas horas con grandes profesionales. Llegué a la UDLP siendo un joven entrenador en formación, que venía haciendo un buen trabajo, pero con mucho que aprender y me fui siendo mejor en todos los aspectos.

Terminada esta etapa, comienza una nueva fase, salir de la zona de confort, el fútbol 8 (Canarias), la etapa iniciación y comenzar a entrenar f11 en la etapa de desarrollo. Además, después de varios años en un club profesional, de alto rendimiento, me tocaba adaptarme a una academia, a un club de barrio. Esta etapa fue breve, de trampolín para lo que estaba por venir, pero vital para asentar ideas y convicciones.

Por último, entro en la última fase de mi progreso como entrenador, en la cual me encuentro, que es la etapa de perfeccionamiento, previa al rendimiento. Primera temporada postCovid y en febrero, mi cuerpo técnico y yo, asumimos la dirección del Cadete A Atlético Huracán (Cadete Interinsular), que se encuentra en una situación muy complicada, en descenso, con una racha de resultados adversa y una plantilla muy corta debido a la situación producida por la pandemia.

Además, al finalizar la temporada se creará una nueva categoría (Cadete Autonómica), a la que tendrían acceso los 9 primeros clasificados de la Cadete Interinsular, un club como el Atlético Huracán, en el fútbol base en Canarias, no podía quedarse fuera de una categoría clave en el proceso formativo.

Nueva meta, nuevo objetivo, ¡Adelante!, pero esa misma semana aumenta el nivel de alerta Covid, debido a esto se suspende la competición y se prohíbe el entrenamiento colectivo, solo estaba permitido individual y posteriormente en grupos de cuatro. Fueron tres semanas de conocer al grupo, de analizar relaciones, potenciarlas, y transmitir nuestra idea en un contexto de entrenamiento totalmente novedoso.

Un mes después se reanuda la competición, con fecha límite, no se completará el calendario. En esta situación, empezamos a trabajar con la idea de seguir optimizando el desarrollo del futbolista y obtener los resultados colectivos que eran necesarios para las generaciones futuras del club. Termina la temporada, el equipo y el club consiguió el objetivo, consiguiendo ascender y participar en la primera temporada de la Cadete Autonómica.

Desde ese momento, me encuentro entrenando al Cadete A Autonómico del Atlético Huracán, siendo un etapa clave en el proceso formativo del jugador, puesto que es el paso previo a la etapa de rendimiento, donde deben consolidar y optimizar diferentes aspectos de su estructura que son la base para la próxima etapa. Al mismo tiempo, desde hace dos temporadas, compagino la función de entrenador con la de coordinador deportivo y metodológico del club.

Nayán en su etapa con la UDP Las Palmas

¿Cómo valoras tu trabajo en tu actual club?

Es una pregunta que debería ser respondida por otras personas. Cómo entrenador, mi intención y, la de mi cuerpo técnico, es transmitir dedicación y compromiso, invertir tiempo en ofrecerles a nuestros jugadores un proceso formativo de calidad óptima; conocimiento, del juego y metodología que he adquirido en años de estudio y experiencia, y  una actualización y reciclaje continuo; y emoción por el proceso de aprendizaje de los chicos, su desarrollo personal, por el día a día de trabajo y la creación de contextos de aprendizaje que les estimule a vivir, a sentir cada momento como único y especial. En definitiva, que nuestros jugadores sientan que están lugar correcto donde optimizar su proceso de desarrollo.

No obstante, para darte una respuesta, creo que estamos, mi cuerpo técnico y yo, cumpliendo con lo pretendido que es ofrecer un proceso formativo de calidad. Y eso lo podemos evaluar en el día a día de los chicos.

Ahora, esto no significa que, desde nuestra propia exigencia, no haya muchos aspectos que seguir perfilando y mejorando continuamente. Al contrario, estamos en constante retroalimentación y evolución, es la clave para que el proceso siga siendo óptimo.

Cómo coordinador deportivo y metodológico, donde trabajo de la mano con Raúl Borrero (Director Deportivo Atlético Huracán); al que puedo considerar mi mentor, una persona con la capacidad para liderar: valores, conocimiento y experiencia y, confianza en su equipo de trabajo; estamos haciendo un arduo trabajo en que nuestros equipos sean reconocidos por su metodología, que proporciona una buena calidad formativa.

Para ello, tratamos de acompañar a nuestros entrenadores en el proceso de entrenamiento, transmitirles confianza y nuestro apoyo, hacerles reflexionar y sobre  todo guiarlos y establecer pautas y herramientas pedagógica-didácticas que nos permita seguir el camino y la senda que quiere el club a nivel metodológico.

¿Qué es lo que más importancia le das en etapa como el futbol base?

Desde mi punto de vista, el fútbol base tiene tres pilares fundamentales. El desarrollo personal futbolista, en aspectos educativos, de adquisición de hábitos y valores deportivos, de la gestión emotivo-volitiva y socio-afectiva.

La optimización del rendimiento del futbolista, entendida como su desarrollo deportivo en todas sus estructuras que le permita evolucionar en su juego.

Por último, el ser la base de la pirámide, elsemillero”, del fútbol profesional, como ese medio para proveer al fútbol profesional de deportistas mejores formados.

Estos son los tres pilares donde se asienta el futbol base. Y desde estos se debe contextualizar cada situación o entorno para desarrollar un proceso formativo de calidad.

Los jugadores celebrando junto a Nayán

¿Cómo ves la evolución del futbol base?

Veo al fútbol (cualquier otro deporte) base como un medio potentísimo para el desarrollo de los jóvenes y un complemento (diría que “casi” obligatorio) a la educación reglada. Por lo tanto, en mis sueños veo un fútbol base profesionalizado, con personas formadas para ofrecer un proceso formativo de calidad a los jóvenes y que cumplan con los tres pilares mencionados.

Se debe regular el deporte base. No veo a nadie dando clases en un colegio, por hobby y sin un contrato laboral; del mismo modo, no veo a nadie atendiendo a enfermos, por hobby y sin un contrato laboral.

Desgraciadamente todavía estamos lejos, pero espero que se estén dando los pasos para ello. Y que las instituciones tomen medidas.

¿Crees que los clubs se preocupan por la formación de los niños?

Sí, hay muy buenos clubes, academias y entrenadores-formadores. Al final, va a depender de las personas, y si caes en un club con las personas adecuadas, te encontrarás procesos formativos de calidad.

Nayán dando órdenes desde el banquillo

¿Cuál es la clave para poder transmitir a los jugadores tus ideas?

Como mencionaba anteriormente, creo que la clave para convencer al futbolista es transmitir tu dedicación/compromiso, tener conocimientos, experiencias, y emocionar. Todo esto unido a que vean útil todo lo que se hace para su desarrollo, progresión y futuro. Y la mejor manera de que todo esto llegue al futbolista es a través de la práctica, de la tarea, que es la llave que tenemos los entrenadores para acceder a la motricidad del deportista.

 ¿Qué metodología has utilizado hasta ahora en tu etapa de entrenador?

Todo ha sido un proceso, como comentaba, comencé sin saber nada de entrenar y ahora que sé poco más, sobre todo continúo formándome, he ido probando y aplicando diferentes modelos y métodos. Muchas veces comenzamos a enseñar por cómo nos han enseñado a nosotros.

He utilizado modelos más tradicionales (donde predomina el método analítico), también modelos más comprensivos (predominan métodos globales e integrados) y otros modelos como la perspectiva ecológica, basada en los sistemas dinámicos complejos (predominan situaciones contextualizadas a partir de la modificación de los constreñimientos).

En el fútbol, en el deporte, todos los modelos son válidos si se argumenta y se utilizan en el contexto adecuado, e intentando conocer las evidencias obtenidas sobre cada uno de ellos.

No obstante, a lo largo de este proceso, he ido construyendo mi propia metodología, en la cual, se entiende al fútbol y los futbolistas como sistemas dinámicos complejos. Ésta se sostiene en tres pilares básicos: el juego (y su naturaleza), las herramientas pedagógico-didácticas (cómo optimizar el aprendizaje) y la planificación del proceso de entrenamiento (basada en el MdJ y una estructura de microciclo coherente, que permita una optimización del proceso)

Respecto a otras metodología más específicas, como la PT y EE , las he estudiado y sigo en ello. Las he aplicado  en algún momento, sobre todo la PT, y he extraído aspectos que he adaptado a mi metodología.

Nayán en la copa Rodagon con la UD Las Palmas

¿Qué objetivos tienes de cara al futuro?

En mi carrera como entrenador he pasado por todas las categorías y etapas, salvo la categoría juvenil y la etapa de rendimiento. Mi objetivo es entrenar en un periodo de tiempo corto en la categoría Juvenil y la Juvenil División de Honor. Y luego se verá que posibilidades se dan. No me pongo límites.

Otro objetivo a largo plazo que me encantaría para el futuro sería dirigir un proyecto de cantera y fútbol base.

¿Cómo te defines como entrenador?

Me considero un entrenador comprometido, responsable, ambicioso y competitivo. En constante formación, desarrollo y evolución. Con conocimientos metodológicos, para optimizar al equipo y al jugador a través de diseñar contextos de aprendizaje; y conocimientos del juego, para interpretar, analizar y reflexionar sobre las diferentes situaciones que surgen. Además, trato de transformar al futbolista, que encuentre en el proceso un camino para seguir evolucionando, que le permita optimizar su potencial.

Respecto a mis equipos, me gusta que sean proactivos, que lleven la iniciativa del juego. Para ello, incido en potenciar la inteligencia táctica de los futbolistas, que puedan aumentar sus posibilidades de acción (affordances) ante diversas situaciones y retos que surgen durante el continuum del juego.

¿Qué es para Nayán el Futbolverdadero?

El fútbol verdadero es el fútbol qué siente, vive y emociona a la persona. En sus diferentes formas: el fútbol base, el fútbol de la calle, el fútbol amateur, el fútbol playa, el fútbol recreativo, el fútbol profesional, el fútbol como aficionado… A cada persona le apasiona el fútbol desde una perspectiva y esto es lo grandioso de este maravilloso deporte.

Nayán junto a sus chicos del cadete del Atlético Huracán
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Descubre más desde FUTBOLVERDADERO

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario