#Entrevistas:: MARIO TORTOSA: «No solo se forman jugadores, sino que también se forman personas para la vida»

Tiempo de lectura: 6 minutos

Todo entrenador persigue su sueño y quiere dar lo mejor de sí en cada club en el que esta. Y hoy conocemos a uno de esos técnicos que desde muy joven empezó a gustarle los banquillos.

Tras jugar en diferentes clubs de Madrid, paso a los banquillos. Empezó por diferentes clubs del futbol base madrileño, hasta llegar a su actual club. El Atlético de Madrid, siendo el Responsable deportivo en la Academia del club en Panamá y enseñando sus valores y conocimiento en el futbol base.

¿Cuándo empezó Mario Tortosa a dedicar su tiempo para entrenar? ¿Cómo fueron los inicios?

Mis primeros pasos como entrenador fueron inciertos, comencé siendo muy joven, apenas era juvenil cuando decidí iniciarme como entrenador. Al estar aún activo como jugador, lo deje de lado por un tiempo, ya sabes, por esas ilusiones que uno tiene.

La realidad es que esas sensaciones bonitas de querer transmitir a los jugadores lo bueno que has aprendido y, evitar que ellos reciban lo malo que viviste, son las sensaciones por las que años después, compaginándolo con la preparación física de jugadores en etapas de rendimiento, que en ese momento, era mi principal vocación debido a los estudios que llevaba a cabo.

¿Qué clubs han sido en los que has podido desarrollar tu carrera?

La mayoría de los clubs anteriores por lo que he pasado han sido en equipos del sur de la Comunidad de Madrid. Principalmente me desarrollé en categorías inferiores pasando por todas las edades del proceso de formación. De cada club, me quedo con grandes aprendizajes y experiencias.  

Pienso que el crecimiento de cada uno viene de todo lo vivido, y no solo del lugar de donde lo viviste. Es decir, de cada lugar se obtienen cosas positivas y negativas, pero tienes que ser capaz de convertirlo todo en aprendizajes positivos para tu futuro.

Mario observando a sus jugadores en un entrenamiento

¿Antes de llegar a tu actual club, estuviste en el CF Fuenlabrada, como fue tu trabajo allí?

Fue una oportunidad que pude disfrutar durante 2 años de los que guardo muy bonito recuerdos, no solo como coordinador de etapa y preparación física, que era mis funciones dentro del club, sino también como jugador en el filial y vivir bonitas experiencias con el primer equipo, que en aquel entonces competía en 2ªB.

Formamos una gran familia para el trabajo diario, en el que llegamos unos pocos amigos para coordinar la cantera y nos fuimos una familia numerosa formada por conocidos que pasaron a ser amigos. Solo tengo palabras de agradecimiento, gracias a esos dos años adquirí experiencia que forma parte del presente.

¿Y cómo llego la oportunidad del Atlético de Madrid?

La oportunidad llegó en un torneo en Valencia en el que coincidí, con el que, formaría a futuro cuerpo técnico.

Hicimos buena relación en el torneo y las circunstancias del año siguiente hizo que se unieran nuestros caminos. Llegaron nuevas energías para afrontar lo bonito que estaba por llegar.

¿Cómo es trabajar para un club tan importante y con tanta repercusión?

Para mí lo define una palabra, FAMILIA.

Tienes responsabilidad y compromiso, ya que eres objeto de las miradas de otros jugadores, clubs o familias, debido a que representas una gran institución.

Esta situación, te hace exigirte por ser el mejor de los espejos en el que se puedan mirar esas personas, y la mejor manera de serlo, es siendo los mejores jugadores no solo dentro del campo sino también fuera de él; educados, respetuosos, humildes…

No solo se forman jugadores, sino que también se forman personas para la vida.

MARIO TORTOSA
Mario con su equipo durante un partido

¿Qué es lo más importante para Mario Tortosa en el fútbol base?

Mi opinión es que el jugador, da igual la edad que tenga y la etapa en la que trabajes, quiera volver a entrenar al día siguiente. Debemos lograr que los jugadores se diviertan en los entrenamientos, lleguen y se vayan con la sonrisa en su rostro.

Después de lograr esto, será trabajar con sentido común, respetando las etapas sensibles del jugador según la etapa de desarrollo. Trabajamos con niños y adolescentes, por lo tanto, debemos tratarlos como lo que son.

Llegará ese momento, en su etapa final de formación, en el que se trabajará con valores de rendimiento, pero hasta entonces, debemos lograr que se enamoren más aún de lo que hacen, disfrutar del fútbol.

¿Qué es lo mejor que te has llevado hasta ahora como entrenador/coordinador?

Sin duda me quedaría con la sonrisa diaria con la que llegan los jugadores más jóvenes a un entrenamiento y, a su vez, ver el crecimiento de esos jugadores con los que tuviste la suerte de verles disfrutar en el campo.

¿Cómo ves la formación en el futbol panameño?

Llevo dos años ligado al proyecto del Club Atlético de Madrid en Panamá en el que hemos trabajado ya con muchos jugadores de diferentes características y creo que es un país que su biotipo de jugador es admirable para el deporte.

Es un país que está en proceso de mejora y estabilización en el proceso de formación, y gracias al proyecto del Club en el país, podemos estar más cerca de ello, y así, poder colaborar y ayudar a la formación del jugador en Panamá.

Hay muchas cosas por mejorar en cuanto a infraestructura y formación general, pero lo importante de todo esto es que el país está trabajando para la mejora en todos los ámbitos.

Con la llegada del nuevo técnico de la selección nacional, Thomas Christiansen, y su equipo técnico formado con entrenadores que han dirigido en la máxima categoría de Panamá, vienen para aportar nuevos aires e ideas para así poder dotar al jugador de las mejores herramientas.

Mario durante un partido dando instrucciones

¿Se le da suficiente importancia en este país?

Es un país que está apostando por el fútbol, históricamente es un país beisbolista, pero además quiere poco a poco, con trabajo y nuevas ideas, mejorar la estructura general del fútbol nacional y fútbol formativo. Pienso que hay un futuro prometedor con el fútbol panameño.

¿Qué significa para Mario la palabra ‘entrenador’?

En fútbol base la palabra entrenador no la entiendo si no va seguida de la palabra formador. Somos el espejo en el que se miran todos los jugadores, el apoyo de las familias para muchas situaciones delicadas con los jugadores en el día a día y, aparte de enseñar como jugar y disfrutar del fútbol, enamorarles del deporte, debemos formarles como persona. Jugadores de elite pueden llegar a ser o no ser, personas siempre lo serán.

Siento que el éxito de un entrenador formador es que un jugador que entrenó en el pasado, pueda desarrollarse y tenga éxito en la vida, con éxito me refiero a una estabilidad y una vida saludable. Orgulloso de entrenar a los futuros médicos, policías o bomberos más allá de también tener la casualidad y fortuna de poder disfrutar de algún jugador que tenga la suerte de llegar a la élite.

Mario junto a Enrique Cerezo y los representantes de la Academia de Panamá

¿Qué proyectos tiene de cara al futuro?

El fútbol siempre te pone donde mereces estar tarde o temprano. Espero y deseo que el trabajo diario, pasión y dedicación en este bonito deporte, siempre me ponga muy cerca de un campo de fútbol.

¿Qué es para Mario Tortosa el ‘Futbolverdadero’?

El Futbolverdadero es ese fútbol que en España poco a poco se está perdiendo y que en lugares como Panamá aún gozan de ese privilegio, es el fútbol de la niñez, el futbol en las calles, el fútbol en las plazas, en los parques, con porterías hechas con dos piedras o dos sudaderas en el suelo, ese fútbol que cuando el dueño del balón tiene que irse, se acaba el partido, pero si no se va, ese partido nunca acaba, ese fútbol de picardía, de jugadores vivos y de regates ideados según o con el entorno.

Este es un aspecto que he de destacar en la buena labor formativa y metodológica que lleva a cabo el Club Atlético de Madrid, ya que siendo conocedores de esta tendencia, se implementa en los entrenamientos para que no quede en el olvido, lo denominado como, Fútbol de la Calle.

El fútbol del barrio es el fútbol verdadero, el que nunca deberías dejar que se pierda.

Mario con uno de los equipos de la Academia
Comparte!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: