#Entrevistas :: IÑAKI GONZALO: «Mis objetivos son conseguir que cada jugador/a/e se mejore como futbolista individualmente y dos, que el equipo sea capaz de conseguir objetivos difícilmente imaginables«

0 0
Tiempo de lectura: 8 minutos
Read Time:8 Minute, 54 Second

Hoy hablamos con un técnico bizkaino con una amplia experiencia en los banquillos, pero en los de un país en el que el futbol que más predomina, el femenino, como es los EEUU, con un breve paso por los banquillos bizkainos.

Ligado desde bien pequeño a los banquillos, hoy vamos a conocer el punto de vista, la experiencia y el trabajo de nuestro compañero Iñaki Gonzalo.

¿Cuándo empezó Iñaki su andadura por el futbol base?

Como niños de 8-9 años acompañando a mi padre, exjugador profesional y entonces entrenador de Juveniles del Arenas Club de Fútbol, a sus entrenamientos. Es fines de la década de los 80 y en aquellos entrenos manufacturados desde el amor por el juego de mi padre, yo “participaba” como uno más en muchos de los juegos.

Además, en esa época, en los partidos de fuera de casa -no me preguntes por qué- a mí me permitían estar sentado en el banquillo. Campos de barro, campos de hierba natural, entrenos en campos de tierra, a veces, o sin hierba, otras veces.

Ahí se forjó mi amor por el fútbol, por sus olores, por su tacto, y ahí sentí lo hermoso (y lo complejo) de llevar un vestuario, a través de los padecimientos de mi padre, que, en realidad, siempre fue un futbolista, aun cuando era “un entrenador”.

¿Cuáles son los clubs por los que has pasado hasta el momento?

Dando un salto de unas décadas (desde aquella etapa de los orígenes), habría que saltar el charco hasta los Estados Unidos de América. Y obviando breves etapas jugando y disfrutando como jugador aquí en EEUU (en Virginia, sobre todo, durante mi año en Mary Washington) mi reenganche como hombre adulto que trabaja para las jóvenes, y ayuda desde la banda, es en Oregón – el estado que es “mi hogar” en Estados Unidos.

Y si debo nombrar clubs, colleges, high schools, … La lista se hace extensa: Eugene Timbers FC, South Eugene High School, Marist High School; después en Virginia, añadiría St. Christopher’s, St. Anne’s-Belfield, Monticello High School, Richmond United, SOCA, Skyline Elite, y en College, serían University of Virginia y University of Oregon. Entre medias, en un “momento de entreguerras” hubo una etapa muy significativa, aun siendo breve, en Santutxu FC.

¿Cómo ha sido tu trabajo por ellos?

Todas esas experiencias se pueden sintetizar en aquello, en lo que he centrado mi pasión y conocimiento siempre; esto es, en mi pasión obsesiva por el análisis del juego, y por la búsqueda de 2 objetivos, tan simples como gigantescos: Uno, conseguir que cada jugador/a/e se mejore como futbolista individualmente y dos, que el equipo sea capaz de conseguir objetivos difícilmente imaginables.

Cuando estos dos objetivos se dan, cada persona ha conseguido experimentar algo inolvidable durante ese viaje futbolístico que supone 1.ª temporada, sea donde sea.

¿Cómo ves la evolución del trabajo en el Futbol Base?

Imagínate lo que ha ido cambiando -sin cambiar en lo más profundo-el fútbol desde aquellos años 80, cuando yo “entrenaba” con mi Aita. Aquello tenía mucha intuición e improvisación. Los análisis, los “hacíamos” de vuelta a casa, recordando los momentos de los partidos. No teníamos vídeo de los partidos, ni mucho menos de los entrenos.

Pero la realidad mía, como formador, es en realidad la de los Estados Unidos de América y aquí, por desgracia, ha cambiado menos de lo que yo imaginaba -cuando llegué acá a jugar en 2003- y de lo que muchos quisieran. De hecho, la propia nominación de “Fútbol Base” probablemente no “debería” aplicarse aquí; puesto que el trabajo de formación está transversalmente modificado por las condiciones socioeconómicas de les jugadores.

Aun el soccer no pienso que sea un deporte para todes… fíjate que es solo una pelota y un espacio, pues ni eso, por desgracia, queda abierto para todes. Se sigue filtrando por el dólar… por la geopolítica del origen… sigue siendo el cuarto deporte del país, y aun a gran distancia del Top 3 (American Football, Basketball, Baseball).

Mi paso por clubes-escuelas-universidades en Estados Unidos comprende East (South, según donde ubiques Virginia), Midwest y Northwest, y en todos estos lugares, aun con notables diferencias en preferencias por estilos de juegos, pienso que sigue habiendo una búsqueda incesante por mejorar, por recorrer un camino, pero sin un plan-mapa-hoja de ruta bien consensuado, fruto de un convencimiento común y tampoco, y acaso esto es lo peor, regularmente revisitado y reevaluado.

La consecuencia es que los incipientes entrenadores y les jugadores (entrenadores en ciernes del futuro cercano) van dando tumbos en su formación, dentro de un mismo club, dentro de su lugar de formación, y esto obstaculiza su desarrollo, en lugar de facilitarlo.

¿En qué proyecto estás actualmente trabajando?

Siempre en plural; primero de todo, sigo siendo profesor en universidad, esto es, sigo ayudando a que les estudiantes sigan apasionados, interesados y buscando oportunidades de comunicarse en español y conocer más de la cultura de los países que usan el español; es decir, que sigo dando clases de español en la Universidad de Oregón.

En el campo, como “entrenador”, soy miembro del cuerpo técnico del equipo de División 1 de la Universidad de Oregón de fútbol. Tras concluir la temporada en Noviembre, me reengancho al club de fútbol de la ciudad de Eugene, Eugene Metro Fútbol Club, donde entreno a diario, ya que soy parte de 3 equipos del club.

En dos de estos equipos competimos contra equipos de toda la Región del Noroeste, que, a nivel de club, es el nivel más alto al que se puede competir. Este periodo de club, para mí comprende desde Noviembre hasta Julio.

¿Cómo surgió esa oportunidad?

Estuve trabajando con Steve Swanson en la Universidad de Virginia. Steve fue asistente del equipo nacional de mujeres de los Estados Unidos (donde ganó, entre otras cosas, 2 Copas del Mundo).

En su cuerpo técnico trabajaba Graeme Abel, como Jefe de Entrenador de Porteras, quien ahora es el Entrenador Jefe de la Universidad de Oregón. Así que, cuando decidí volver a “mi hogar” en Estados Unidos, esto es, Oregón, la conexión fue sencilla; Steve y Graeme hablaron entre ellos, y así surgió la oportunidad con Oregón.

Sobre Eugene Metro Fútbol Club, igualmente “fue sencillo” pues había trabajado con ellos anteriormente, así que su Director of Coaching, Jurgen Ruckaberle, ya conocía mi manera de trabajar. Además, tengo la enorme fortuna de formar parte del cuerpo técnico con mi gran amigo, Gabriel Hernández, en dos de los equipos, de manera que la transición en estos grupos de trabajo ha sido menos compleja de lo habitual y, sobre todo, mucho más disfrutona.

En un país en el que el fútbol femenino es más importante que el masculino ¿Cómo se vive allí este futbol?

No sé si el fútbol practicado por mujeres es más importante que el masculino… ¿Quién conoce a Steve Swanson, por ejemplo? ¿Y no solo a él, sino a las jugadoras, más allá de 3 o 4 casos específicos?

Por desgracia, y es obviamente porque la discriminación de género y los malditos aún establecidos roles culturales que predisponen a la mujer hacia otras ocupaciones, el fútbol femenino en USA es y sigue existiendo en condiciones de gran fragilidad.

Su gran baluarte es el fútbol universitario. Te pongo un ejemplo: hay un buen número de jugadoras que podrían declararse elegibles en el Draft 1 o 2 años antes, pero que deciden seguir en la Universidad no por los estudios, sino porque el panorama profesional que tienen no es lo suficientemente fiable o seguro para dar el salto.

¡Y esto es triste, y sobre todo, injusto! Son excelentes jugadoras de fútbol con un gran talento, pero las condiciones profesionales que “ven” en el horizonte no son, de nuevo, ni fiables, ni agradables como para lanzarse a ello. Increíble, pero muy cierto. Nos queda muchísimo por hacer con el fútbol jugado por mujeres; como sociedad, seguimos muy en deuda, en USA y en todo el mundo.

¿Qué diferencias has encontrado en la forma de trabajar en dos países tan diferentes como España y EEUU?

Para responder con mayor profundidad, la verdad es que debería haber pasado más tiempo recientemente trabajando en España, y no es el caso.

Salvo mi maravillosa breve etapa en Santutxu, no he estado día tras día en el campo, con la pelota y el grupo en España, pero diré cuál es la gran diferencia: el conocimiento de los fundamentos del juego, con balón y sobre todo, sin balón, de los futbolistas en España es (creo) mucho más sofisticado y, a partir de ahí, la velocidad y la intensidad de los entrenos y los partidos, es notablemente diferente en uno y otro país.

¿Cómo definirías tu trabajo como Analista?

Simple, como el de cualquier otro analista: Ver miles de horas de vídeo! escuchar mucho a los entrenadores del cuerpo técnico y hacerles preguntas para tratar de entender profundamente lo que quieren desarrollar en los entrenos y, sobre todo, en los planes de partido y, por último, buscar que las imágenes y mis palabras sean lo más adecuadas posibles para preservar el contenido que quiero transmitir, según el receptor sea otro miembro del cuerpo técnico o un/a jugador/a.

Añadiría que los analistas como yo, que han tenido mil experiencias, además se nutren de las conversaciones e intercambios de ideas con otros analistas, y esto también es parte de cómo trabajo, y por ende, de mi trabajo. A veces, he sobrevivido una semana de trabajo gracias a las respuestas a mis preguntas a modo de auxilio que he enviado por WhatsApp a otros analistas.

Y es que la vida del analista, a veces, puede ser un poco inhumana… así que, creo que por eso, muchos de nosotros nos acostumbramos a compartir, y compartir, y eso es algo maravilloso de nuestra profesión.

¿Qué es para Iñaki el Futbolverdadero?

Es el fútbol, es siempre verdadero, si no, no es fútbol. Para mí, es vivir una experiencia inolvidable y memorable, a través de una pelota y un campo. Siempre que todes nosotres le pongamos corazón y sepamos sobrevivir durante los momentos de crisis, no solo estaremos construyendo nuestras victorias en el campo, sino como grupo, más allá del campo.

Cada vez que se van construyendo esos momentos, el fútbol ese, es el Fútbol Verdadero. Está lleno de peleas, lágrimas, sonrisas y sobresaltos. Todo y solo, con una pelota y un campo, en cualquier lugar del mundo, y más allá de las condiciones y las categorías.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario