#Entrevistas:: DAVID RIVES:»El preparador físico en los equipos de fútbol es un técnico más dentro del staff»

Tiempo de lectura: 6 minutos

La figura del Preparador físico es una de las más importantes en los últimos años en el futbol. Se ha convertido en una pieza clave en el Staff Técnico, ayudando al entrenador a que todos los jugadores estén en la forma física adecuada a lo largo de toda la temporada.

En el futbol base esta figura también cobra un papel importante. Y es aquí donde David Ribes, el PF que entrevistamos hoy nos describe su trabajo y su experiencia.

¿Dónde se inició David como Preparador?

Mi inicio ha sido esta temporada en el Elche CF, en los juveniles, categoría de División de Honor.

Aunque en el transcurso de mis estudios de CAFD (Ciencias de la Actividad Física y del Deporte) estuve de ayudante del entrenador en el Palmar CF en tercera división durante una temporada.

¿Por qué te decidiste entrenar la parte física en él futbol?

Siempre me gusto el deporte desde que tengo uso de razón, además fui futbolista profesional durante 18 años y durante todas mis temporadas siempre mostré interés en aprender de todos los técnicos (preparadores físicos) que tuve, y ya cuando me retiré, decidí entrar en la universidad para estudiar la carrera y así poder dedicarme a esta profesión.

Igualmente siempre me ha entusiasmado los cambios fisiológicos que se producen con el entrenamiento.

¿Cuáles son los equipos por los que has pasado hasta llegar a tu actual club?

De momento este es mi primer club, el Elche CF, pero colaboré con dos equipos durante mi etapa de estudiante, que fueron el Palmar CF en tercera división y el Ranero CF en juveniles. (En estos dos casos hacia funciones de técnico, además de implicarme en la parte condicional).

David en un entrenamiento

¿Cómo ven tu figura en los clubs por donde has trabajado?

Es evidente que la parte condicional del equipo es imprescindible, por eso, en los clubs es una figura muy respetable.

Normalmente, en un club de la categoría del Elche existe un director de metodología en el área condicional, un Licenciado en Actividad Física y Del Deporte, llevando el control y desarrollo condicional del fútbol base.

También los hay que entran a formar parte de algún equipo del fútbol base y se desarrollan como profesionales, llegando incluso a subir hasta el primer equipo.

Por supuesto, si el club ficha a un entrenador para el primer equipo, es probable que dicho entrenador traiga a su cuerpo técnico de confianza.

Por último y no menos importantes están los Readaptadores, que se encargan de la readaptación junto con el fisioterapeuta cuando el futbolista recibe el alta médica, y reentrenamiento cuando le dan el alta deportiva, hasta que finalmente obtiene el alta competitiva y pasa a tener dinámica de equipo.

Dado que trabajas en un club histórico ¿Cómo es tu trabajo en el Elche CF?

Mi trabajo en el club es la de ayudar a los deportistas/futbolistas, en mi caso en el Juvenil A “División de Honor” a que estén en las mejores condiciones para entrenar y competir.

Todo ello trabajando junto con el cuerpo técnico con el fin de poder desarrollar futbolistas para el filial y 1º Equipo.

¿Qué importancia se le da en el futbol base a la preparación física?

En el fútbol base el trabajo condicional es imprescindible, trabajando en progresión según las edades, e incidiendo en la cualidad de la fuerza, ya que se considera la cualidad más importante, la principal, donde las demás (resistencia, velocidad, flexibilidad o ADM y coordinación) derivan de esta. Esto ayudará a que se desarrollen adecuadamente.

Además, al realizar un buen trabajo de fuerza ayudará a prevenir lesiones y a mejorar el rendimiento del deportista.

David observando desde la banda una jugada del partido

¿Cómo ha ido evolucionando esta figura en el futbol base?

En el fútbol base, mi profesión no solo se basa en la parte condicional, sino que también se actúa como buenos educadores.

La figura del preparador físico siempre ha sido muy importante, y en estos tiempos es inadmisible no tener profesionales cualificados en el fútbol base, y más cuando trabajamos con niños y/o adolescentes con el riesgo para la salud que supone no prescribir correctamente el trabajo, ejercicio, etcétera. 

Sobre la evolución es cierto que cada día, el preparador físico en los equipos de fútbol es un técnico más dentro del staff, siendo un gran apoyo para el entrenador. Por eso, es importante formarse también como entrenadores.

¿Cómo preparas la temporada del equipo?

Depende de muchas variables, como el entrenador que tenga, la competición, categoría, etcétera.

Normalmente, antes de empezar la pretemporada procuro tener reuniones con el cuerpo técnico para ir hablando todo lo relacionado con el equipo.

También me gusta hablar con cada uno de los jugadores para cerciorarme de que hayan hecho bien el trabajo transitorio y pueda tener una idea más o menos clara de como están, al margen de que a mí me gusta llevar una pretemporada progresiva en cuestiones de cargas.

Al mismo tiempo, conocer el historial deportivo y lesivo del deportista me ayuda a individualizar el trabajo.

Por último hay que tener en cuenta que la temporada no se prepara a largo plazo, sino semana a semana (microciclo), partido ha partido (competición), en algunos casos como en el fútbol profesional, hay hasta dos partidos durante la semana, por eso sería un error preparar la temporada a largo plazo. 

¿Cómo vives el futbol desde el banquillo?

Con tranquilidad, viendo como se desarrolla el partido en todas sus fases, ya que en la semana se ha trabajado para competir en las mejores condiciones pensando en el rival.

Al mismo tiempo, durante el partido ayudo al entrenador en cualquier detalle que logre detectar y que pueda utilizar para el bien del equipo en la competición.

También es importante considerar la activación de los suplentes, por ello, normalmente suelo estar los primeros 45 min en el banquillo, y en la segunda parte, en la mayoría de los partidos me toca estar en la banda activándolos.

De ahí,  en esta situación es donde vivo con más intensidad el partido, animando al equipo desde la banda y motivando a los suplentes para que entren al juego en las mejores condiciones.

David junto a varios jugadores del Elche CF

¿Crees en la metodología en el futbol base?

Por supuesto que si, pero siempre que se lleve a cabo una correcta metodología. En el alto rendimiento los clubes siempre buscan jugadores que estén lo mejor preparados para la competición.

También es cierto que el gran porcentaje depende del talento innato del jugador, pero tiene igual o más relevancia las enseñanzas y experiencias que ha recibido el jugador en su proceso de formación.

Por esta razón, no podemos recoger los frutos si antes no hemos cuidado y mimado día a día el proceso de formación y crecimiento.

Además, es importante destacar que hay conductas y habilidades que son muy difíciles de adquirir o mejorar cuando ya son mayores.

Por lo tanto, debemos aprovechar las fases sensibles del jugador para ayudarles a aprender aquello que pueden y deben adquirir en cada fase de su proceso de crecimiento como jugador.

¿En qué se puede diferenciar los preparadores físicos?

Dentro de un equipo, donde se pueden diferenciar y donde yo incidido es en el trato más personal con el futbolista.

Un entrenador quiere a los mejores para esa semana, y en la mayoría de los casos para el jugador es injusto que el entrenador no cuente con él, por eso, trabajo con ellos y trato que comprendan y entiendan que el equipo es lo primero antes que los egos personales.

David observando un partido

¿Qué es lo más gratificante para tu figura al finalizar la temporada?

El trabajo bien hecho, y que les haya influenciado positivamente durante la temporada.

¿Qué objetivos tienes a corto plazo?

Mejorar mi desarrollo personal y profesional, progresar año tras año como preparador físico. 

¿Qué es para David él Futbolverdadero?

Para mí el futbol verdadero era aquel que nacía de la calle, en el que abundaba la anarquía, los desajustes y el desorden, y en él constantemente encontrábamos duelos individuales, pase y regate, uno contra uno, contra dos, donde las reglas las ponían los mismos jugadores.

Esto se ha expirado, ahora el niño en sus ratos libres prefiere tener otra clase de ocio como las nuevas tecnologías, mientras que antaño además de las horas de práctica de un club, se les podían sumar las del recreo del colegio o las de la calle con los amigos.

Por esta razón pienso que el futbol de calle era un gran transmisor de valores para el niño, algo que en estos tiempos se ha extinguido.

David Ribes Preparador Físico del Elche CF
Comparte!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: