#Entrevistas:: ALFREDO MERCHANTE: «Aprender desde lo emotivo es efectivo»

Tiempo de lectura: 7 minutos

Está claro que la formación en un entrenador es parte indispensable. Y si le unes la formación con experiencia como es el caso de este entrenador hace que el aprendizaje sea mucho más fácil para los jugadores.

Alfredo Merchante tiene un gran bagaje como entrenador, primero de futbol sala, para después pasar al club de su ciudad, el Real Oviedo. A pasado también por otros clubs y actualmente se ha envuelto en un nuevo proyecto.Aquí nos deja su experiencia y su opinión de su conocimiento sobre el futbol base.

¿Cómo recuerda Alfredo sus inicios?

Con cariño, con la satisfacción de haberle puesto toda la ilusión por aprender y ayudar. Ha pasado el tiempo demasiado deprisa.

A los 15 años comencé de ayudante de mi tío Rogelio en un equipo benjamín de fútbol sala en Oviedo, a la vez que lo compaginaba con jugar y estudiar.

Luego estuve unos años en la Escuela de Fútbol “Semillero Azul”, relacionada con el Real Oviedo, que íbamos a los colegios a entrenar y llevaba la saca de balones de uno a otro andando o en autobús hasta que saqué el carnet de conducir y ahí ya me fue más fácil.

¿Cómo has cambiado desde entonces hasta ahora?

He intentado aprender y mejorar cada día, aprovechar la experiencia para equivocarme menos. Lo cierto es que ahora tengo mucho más conocimiento y más experiencia, pero la esencia es la misma.

Sigo siendo una persona que intenta ayudar, que evita conflictos y que intenta ser agradecido con quien confía en él.

Has pasado por diferentes clubs asturianos ¿Cómo fue tu trabajo en ellos?

La verdad es que he estado en clubs bastante importantes de mi Región y en diferentes categorías, desde prebenjamines hasta seniors, pasando por todas. Mi trabajo tuvo un aspecto en común, ya que soy Maestro y entro dentro del perfil de Entrenador -Formador.

Formamos personas y me parece muy importante educarles e inculcarles una serie de valores que le sean aptos parta la vida. En definitiva: Formación Integral del jugador.

Alfredo recogiendo el título de campeón

¿Cómo ha sido tu etapa en el Real Oviedo?

Han sido 6 años maravillosos disfrutando de la exigencia de formar a los jóvenes talento, de aprendizaje constante, donde he mejorado cada día y he madurado como entrenador.

Ahora comienzo otra etapa dentro del club donde intentaré ayudar con mi trabajo y con mi esfuerzo para que el club siga creciendo.

Ahora inicias una nueva etapa en otro club ¿Qué proyecto tienes en el San Claudio?

Comenzamos una nueva etapa como entrenador en una categoría exigente, donde se comienza a competir de verdad. Queremos aportar nuestro granito de arena con trabajo y humildad para ayudar al San Claudio en todo lo que necesite.

¿Cuál de los clubs por los que has pasado tienes el mejor recuerdo?

La verdad es que de todos guardo grandísimos recuerdos y experiencias maravillosas.

El Colegio Naranco por ser el primero a los 15 años, el más reciente el Real Oviedo, qué voy a decir, es el club de mi ciudad y no se puede pedir más, además, de los éxitos deportivos como fue ganar un Campeonato de Asturias después de 13 años sin haberlo conseguido.

Dos Instituciones muy importantes como son la Universidad de Oviedo y al equipo de la Agencia Espacial Europea de Madrid, pero del que más orgulloso me siento por las amistades que he creado, lo vivido, compitiendo en inferioridad  consiguiendo unos resultados deportivos inmejorables, ganando la liga y la Copa Federación, fue el colegio Los Robles donde hoy en día y después de unos 15 años sigo en contacto tanto con los jugadores como con sus familias y por supuesto con el colegio.

¿Cómo has visto la evolución del fútbol base en Asturias?

En cuanto a medios mejoró mucho, el problema es que ahora hay demasiados equipos, por ejemplo nos podemos encontrar en 3ª alevín hasta 12 grupos y en cada grupo una media de 15 equipos antes había peores campos, ahora la mayoría son de hierba sintética, los niños están más acomodados, etc.

Está claro que la formación es importante ¿Cómo te ha ayudado a ti la formación que has ido cumplimentando en tu figura de entrenador?

La verdad no he dejado de formarme desde que decidí ser entrenador. También es cierto que mi profesión que va relacionada directamente, Maestro y con la especialidad de Educación Física me ayuda diariamente a esa actualización a nivel deportivo como pedagógico.

¿Crees que, en Asturias, los clubs dan importancia a tener a entrenadores preparados respecto a cómo se venía haciendo anteriormente?

Cada club es un mundo, y pienso que a veces las decisiones las toman en función de su capacidad económica.

Yo te voy a contar mi propia experiencia, estaba entrenando al equipo senior de fútbol sala de la Universidad de Oviedo en Regional Preferente, y antes del comienzo de la temporada recibo la llamada del coordinador del Real Oviedo, que si estaría interesado en entrenar al Prebenjamín, mi respuesta fue tajante, rápida, a la vez que afirmativa. “Cómo me iba a negar a entrenar al equipo de mi ciudad”.

En aquella época el club estaba metido en un pozo, intentando salir a flote de tiempos pasados con descensos de categoría de manera administrativa y la decisión la tomé con el corazón.

Los entrenadores no dejamos nunca de formarnos y menos de aprender. Al final, los grandes beneficiados de nuestra formación son los jugadores.

¿Qué metodología utilizas para crear tu planificación de la temporada?

En el Real Oviedo tenemos un Director de metodología que te marca los objetivos a seguir en cada época de la temporada.

En lo referente a la realización de las tareas me gusta que sea activa, participativa, involucrando a todos los miembros de mi cuerpo técnico, adaptativa, integradas, cooperativa, sistemática motivadora y sobre todo tener en cuenta al gran protagonista que es el jugador.

Hacerlo sentir parte importante de algo, que le escuchas, llegar a conclusiones y posibles soluciones donde el fin último es la mejora constante.

¿Qué es lo más importante en una etapa tan difícil como la del fútbol base?

Lo más importante para mí es que estamos tratando con personas, que las estamos formando y que de una manera u otra les estamos influyendo y marcando para el resto de su vida.

El aspecto emocional, a mí me preocupa mucho, la salud mental de los jugadores, le doy mucha importancia a su felicidad, un niño feliz aprenderá y rendirá más.

¿Crees que los clubs dan más importancia a la formación que a la clasificación en el fútbol base?

Este es el debate que siempre hay encima de la mesa. Pienso que no está reñido el formar con el ganar, es más, en el Athletic desde pequeños les inculcan el ADN ganador.

También tenemos que tener la perspectiva de algunos clubs para poder “subsistir” a base de tener cantidades de jugadores, los niños o las familias deciden ir antes a un club que tiene categorías altas ante otro que está en categorías bajas, al final hablamos de números.

Alfredo con sus jugadores celebrando una victoria

¿Qué significa para ti la figura del entrenador?

En todos mis equipos el primer día que llego les digo que esto es la segunda familia como el colegio. Yo asemejo el equipo al colegio donde el Entrenador es el Tutor de ese grupo para guiarles en el aprendizaje deportivo y de una serie de valores y hábitos saludables válidos para la vida.

¿Cómo ves la figura del psicólogo en la etapa del fútbol base?

Cada día más importante, como te he comentado anteriormente al aspecto psicológico le doy mucha importancia, para ello tenemos la ayuda de la figura del psicólogo, pero yo matizaría algo más, debería de estar a pie de campo y de manera continua, el gran problema para disponer de estos profesionales es el aspecto económico.

Te lo resumo en esta frase: Aprender desde lo emotivo es efectivo.

Al trabajar bastantes años en el fútbol base ¿Cómo se podría mejorar el comportamiento de los padres hacia el club donde juegan sus hijos?

Pienso que el problema es educacional y de formación de los padres, ya que estos – la mayoría siempre quiere ayudar al máximo – como padres de deportistas.

Faltan horas de entrenamiento porque los niños tienen que formarse como personas desde el deporte y eso solo se consigue desde la exigencia de compromiso, el acompañamiento y la transmisión de pasión desde la ausencia de presión y sí desde el afán de mejora continua.

Te puedo decir que de unos años para acá la presión que ejercen los padres sobre los niños ha ido en aumento, he llegado a oír, dicho por un padre: “Mi ilusión es vivir de mi hijo”.

Creo que los clubs deberían tener varias reuniones con los padres a lo largo de la temporada para indicarles y guiarles en el buen camino del comportamiento, ya que no se pueden olvidar que estamos formando a personas y si se las educa adecuadamente la mayoría de los comportamientos inadecuados no existirían en un futuro.

Alfredo dirigiendo a sus jugadores desde el banquillo

¿Qué proyectos tienes de cara al futuro?

La verdad es que el club me ha ofrecido unos proyectos muy interesantes y motivadores por medio de la Fundación Real Oviedo.

También y como me gusta entrenar vamos a realizar esa labor en el San Claudio de 1º Cadete, y te digo vamos, porque se viene conmigo el segundo entrenador que tuve conmigo en el Real Oviedo, Marco, persona a la que le agradezco su lealtad hacia mí.

¿Qué es para Alfredo el Fútbol verdadero?

Yo el fútbol lo veo desde varias perspectivas:

      1.- Entrenador- Educador: Formación integral del jugador. Unido a: actitud + entrega +      compartir.

      2.- Aficionado: Sentimiento + pasión + emoción.

Alfredo ceelebrando con sus jugadores

Comparte!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: