enero 29, 2023

FUTBOLVERDADERO

el futbol del patio de colegio

#Entrevistas:: AITOR UGARTE:»La Preparación Física la veo como un trabajo necesario y esencial»

8 minutos de lectura

Aitor con el Deportivo Alavés entrenando

Tiempo de lectura: 7 minutos

Una de las claves del equipo es su preparación física. Es fundamental que esté bien trabajado este apartado, sobe todo en etapas tempranas como las del futbol base.

Un buen trabajo físico conlleva a que el equipo esté en forma y pueda estar activo todo el partido. La figura de un Preparador Físico es muy importante a día de hoy. Y cada vez más clubs la tienen en su organigrama.

Hoy conocemos un poco más esta faceta con Aitor, que nos cuenta su experiencia y su punto de vista de este apartado.

¿Cuándo empezó Aitor a interesarse en la faceta de entrenador?

Desde pequeño me inculcaron en casa la pasión por el fútbol; tengo grandes recuerdos escuchando partidos por la radio, viendo partidos amateur con mi padre o jugando, claro.

A pesar de que no tuve la suerte de tener las condiciones para jugar a cierto nivel, rápidamente me di cuenta de que había otras vías para disfrutar el fútbol desde dentro y he tenido la gran suerte de poder dedicarme profesionalmente como preparador físico.

¿Cómo fueron tus inicios?

Con 19 años cuando empecé la carrera tuve la oportunidad de entrenar a un equipo benjamín de deporte escolar, estuve durante dos años en esa etapa y recuerdo gratamente como lo que iba aprendiendo en la facultad lo podía vivenciar de primera mano en un ambiente de aprendizaje bidireccional con los niños en el campo.

En el cuarto año de carrera estuve en Granada estudiando y gracias a una charla que nos dio profesor de la asignatura de fútbol decidí intentar ser preparador físico.

De ahí en adelante tuve la oportunidad de realizar las prácticas de fin de carrera en el Athletic Club, en un ambiente profesionalizado donde pude aprender muchísimo de mi tutor.

Al año siguiente me dieron la oportunidad de empezar a trabajar como preparador físico en el Danok Bat y comenzar a formarme específicamente en el ámbito condicional.

¿Cuáles son los clubs por donde has pasado?

Empecé en el Moraza entrenando como Benjamines, como ya he comentado antes; después un año de prácticas en el Athletic Club; luego estuve cinco años en el Danok Bat coordinando el  área de preparación física, primero entrenando a Infantiles y después cuatro años con el Juvenil División de Honor.

Dos años en la estructura del Deportivo Alavés, el primer año con los Juveniles y luego con el San Ignacio de Tercera División y desde el año pasado tengo el gran privilegio de trabajar en el club que desde pequeño me enseñaron a animar con el pasión, el Athletic Club.

Aitor con los jugadores del Athletic

¿En qué proyecto estas trabajando actualmente?

Actualmente estoy con la Categoría Cadete Liga Vasca e Infantiles del Athletic y afortunadamente puedo participar en el proceso de casi todas las categorías de fútbol base del club.

Estamos intentando ayudar a los jugadores para que su proceso de maduración sea lo más óptimo, potenciador y medido posible.

¿Qué significa para ti la formación en el futbol base?

Es la razón de ser en la iniciación al fútbol, es una gran responsabilidad para los educadores deportivos o entrenadores poder intervenir en el proceso de los jugadores para que se desarrollen como personas que un futuro puedan ser jugadores de élite, futbolistas amateurs o simplemente tengan unos hábitos deportivos saludables.

Todos los entrenadores de fútbol base representan una figura de enseñanza para los niños igual o más importante que los profesores de la escuela; por ello se debe valorar y otorgar herramientas a estos entrenadores que muchas veces lo hacen desinteresadamente, pero suponen un gran valor social.

¿Crees que tanto la técnica como la táctica a la hora de formar ha evolucionado de tiempo atrás hasta ahora?

Por supuesto, en todos los aspectos el fútbol se amolda a las épocas y avanza a medida que pasan los años.

Hablando desde la parcela que puedo conocer, vemos como la distancia a alta intensidad recorrida por los jugadores en los partidos ha ido creciendo desde que se empezó a analizar.

Esto nos podría indicar que ahora se juega con un mayor ritmo y en consecuencia, tanto la táctica como la técnica van de la mano con estos cambios.

No te puedo decir si el mayor ritmo hace que la técnica se vea acelerada o es la mejor técnica de los jugadores acompañada de mejores equipamientos e instalaciones hace que aumente el ritmo de los partidos; pero es una cuestión interesante.

Aitor en un entrenamiento

¿Qué es lo que con más ahincó trabajas como entrenador?

Como preparador físico intento colaborar con los cuerpos técnicos para que las diferentes áreas confluyan para que la intervención didáctica en campo sea lo más adecuada para los jugadores.

Tengo la gran suerte de haber coincidido con entrenadores que me han dado mucha libertad para trabajar mi área e integrando los objetivos en las otras parcelas.

Siempre he creído que un preparador físico debe aportar contenidos a los jugadores para que sean más rápidos, más fuertes y puedan hacer sus acciones un mayor número de veces con calidad; además de atender a sus necesidades individuales.

¿Cuál es la mejor manera de poder entender a tus jugadores?

Muchas veces el preparador físico parte con la ventaja de que los jugadores se sienten más cercanos a él porque al entrenador le ven como la figura de máxima autoridad.

Una de las cosas más difíciles de mi trabajo es cuando estás en la banda con los jugadores, pasan los minutos y hay un par que además se van a quedar sin jugar. En esas activaciones vives muchas cosas con los jugadores.

Voy aprendiendo con los años, después de errores y aciertos, y siempre digo que al jugador al que tienes que darle más atención y hacerle reír es al que menos juega, que se sienta cómodo y parte del equipo para cuando sea necesario.

¿Qué importancia tiene la preparación física en estas edades tan tempranas?

Lo veo como un trabajo necesario y esencial para que los jugadores lleguen a las categorías senior lo más entrenables y potenciables posibles.

En la base intentas otorgar al jugador unos fundamentos del movimiento que le permitan desarrollar sus capacidades y expresarlo todo en las habilidades específicas del fútbol.

Esos son los tres pilares en los que me baso para planificar e intervenir. Son etapas difíciles porque hay que lidiar con los cambios que se producen a nivel biológico, hormonal o psicológico en la maduración.

Tener un mayor control de sus estados de maduración para entender y prevenir a los jugadores lo veo uno de los siguientes pasos a seguir en las canteras profesionales y de rebote en el fútbol amateur.

Aitor en un calentamiento en la banda

¿Crees que la figura de un preparador físico es importante en la etapa del futbol base?

Es importante la existencia de una figura que entienda los diferentes procesos que se producen en estas edades, bien sea el entrenador en equipos escolares o preparadores físicos en equipos en los que se pueden permitir tener staff.

La gran mayoría de equipos en Bizkaia no pueden pagar a un preparador para cada uno de sus equipos de base. Pero en los últimos años cada vez abogan más por introducir alguna figura experta para asesorar a los entrenadores o planificar en las diferentes etapas.

También es muy importante que en los cursos de formación de entrenadores se ofrezcan conocimientos sobre preparación física útiles y específicos para sus entornos deportivos.

¿Vienes utilizando alguna metodología en los clubs donde has trabajado?

Debido a especializarme en deportes colectivos en Barcelona, con la suerte de escuchar a algunos de los referentes del Entrenamiento Estructurado, siempre he estado muy influenciado con esta metodología.

También, he de decir que tratar de integrar las diferentes estructuras del deportista en el campo de fútbol es muy beneficioso cuando no tienes todos los recursos materiales o de tiempo disponible que quisieras.

Pero cuando he podido estar en clubes más profesionalizados le das mucha importancia al trabajo analítico e individual, como soporte al trabajo que se realiza en el campo.

Donde los esfuerzos, las relaciones entre jugadores, las distancias, los objetivos… tratan de ser lo más específicos posibles respecto al juego y al modelo del equipo.

¿Cómo ves tú el progreso del futbol base bizkaino?

Siempre he considerado que una de las grandes virtudes del fútbol bizkaino es el gran nivel de muchos equipos de cantera y esto afecta a la competitividad.

He podido observar como han crecido los diferentes clubes como Danok Bat, Santutxu, Arenas, Leioa, Indartsu y muchos más. Cada año destinan más recursos al fútbol base y asientan proyecto a medio-largo plazo dentro de sus canteras.

Para un club como el Athletic, ese alto nivel y ansias de crecer de los clubes bizkainos es muy beneficioso.

Aitor con el Deportivo Alavés entrenando

¿Ves que los clubs cada vez se preparan mejor y preparan mejor a sus jugadores?

Sin duda, como ya he comentado antes los clubes cada vez destinan más recursos a muchas facetas.

Ya no es raro que las escuelas de fútbol tengan una figura experta en psicología o que se ofrezcan a los niños clases de psicomotricidad antes de la edad de iniciar la práctica del fútbol.

Todos estos cambios tienen un valor social muy alto, porque el índice de los jugadores que llegaran a Primera División es irrisorio pero la gran cantidad de niños y niñas que se verán beneficiados es inmensa.

Podrán recibir una educación deportiva completa y rica en valores que después utilizarán en el resto de sus áreas vitales.

¿Qué objetivos tienes a corto plazo?

En estos tiempos de incertidumbre que vivimos me siento un gran privilegiado por cumplir mi sueño y trabajar en el fútbol. Sólo quiero seguir disfrutando.

Soy feliz formando y entrenado en categorías de fútbol base, siento que mi trabajo influye en los jugadores. No me obsesiona llegar al más alto nivel, para mi el puesto que desempeño ahora ya es élite y muchos entrenadores o preparadores matarían por trabajar en un club profesional.

¿Qué es para Aitor él Futbolverdadero?

En estos momentos que vemos peligrar el futuro a corto plazo de las competiciones en las categorías de fútbol base y amateur me gustaría lanzar una lanza en su favor.

Todos conocemos el gran negocio de masas en las que se ha convertido el fútbol, pero está cimentado por todos los clubes pequeños, sin recursos, por entrenadores trabajando gratis, por padres y madres ayudando, por amateurs que compaginan su trabajo y el fútbol, por utilleros que llevan toda la vida echando una mano en el club de su barrio.

Muchas veces cuando hablamos de fútbol nos imaginamos la Champions, las estrellas, los grandes estadios; pero nos olvidamos de que sin todos esos equipos pequeños no llegarían arriba los actores más importantes del fútbol, que son los jugadores.

Aitor con el Athletic
Comparte!

Deja un comentario

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.